Posts tagged ‘teologia’

El Tiempo Final Análisis Astrofísica

Un análisis sobre el posible tiempo del fin descrito en Apocalipsis bajo la luz de la astronomía y astrofísica. Simulaciones astronómicas. Comparación sobre la entrada hipotética de una enana marrona por el vecindario de nuestro sistema solar. Se presentó como ejemplo enanas marronas entre 35-50 veces la masa de Júpiter. Los resultados fueron desastrozos para la Tierra. Sin embargo al utilizar una enana marrona menor de 25 veces la masa de Júpiter, a cierta distancia ésta no crea caos sobre la Tierra. Todo depende por donde entre y salga, y cuánto se aproxime a la Tierra.
Las pruebas dieron como resultado lo siguiente. Al utilizar una enana marrona 35 veces la masa de Júpiter, ésta desplazaba los planetas internos del sistema solar. Al utilizarse una enana marrona con 25 veces la masa de Júpiter, los resultados no fueron tan desastrozos.
Al utilizar un cuerpo celeste con la masa y el diámetro de Neptuno, éste no creó caos ni desplazó a los planetas cercanos estando a una distancia considerada mucho mayor a 120,000 millas de la Tierra. Cualquier distancia menor, crearía caos sobre la Tierra. El programa astrofísico está basado en algoritmos fundamentados en leyes de la física (Kepler, Newton). Sin embargo el programa astrofísico no es perfecto.

La Visión De Ezequiel Y La Carroza De Dios

Por JCCRojas

¿Qué se sabe realmente sobre la visión del capítulo 1 de Ezequiel? El Antiguo Testamento que describiremos como el AT suple un sinnúmero de referencias sobre las diferentes maneras en las que Dios se reveló a los profetas de la antigüedad. Si somos buenos analistas, descubriremos que para cada época, Dios se reveló de diferentes maneras. ¿Porqué? Por razones que estudiaremos a continuación. Debo aclarar que por falta de espacio analizaremos los datos más importantes utilizando citas directas del Nuevo Comentario Bíblico, edición de 1989 publicado por la Casa Bautista de Publicaciones.

La visión del 1er capítulo de Ezequiel es un tema extremadamente profundo. Fue el capítulo más místico de toda la escritura hebrea durante varios periodos del judaísmo y de la época medieval. Por tal razón es necesario desarrollar este tema a su capacidad máxima. Comencemos nuestro recorrido espiritual. El primer capítulo de Ezequiel comienza con una gran visión que el profeta tuvo donde vio parte de la gloria de Dios descrita en los versos 1-28. El profeta Ezequiel pertenecía a una familia sacerdotal y fue llevado en su juventud a Babilonia. El libro comienza de la siguiente manera. “Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios.” [Ezequiel 1:1 Biblia Reina-Valera Revisión 1960.]

Lo primero que debemos conocer es; ¿qué es una visión? Cuando estamos despiertos operamos con todos nuestros sentidos físicos. Cuando dormimos esa función racional descansa. Es entonces cuando los sueños se manifiestan. No debemos confundir esta visión con un estado de sueño. El profeta expresa que se encontraba rodeado entre el público al que describe como “los cautivos” y se encontraba en las orillas del río Quebar. Este río era conocido por los babilonios como el “gran canal” y se encontraba al sudeste de Babilonia. Ezequiel expresa que “los cielos se abrieron.” Sabemos que experimentó una visión tal y como él la describe. Es decir, experimentó un estado transcendental, un éxtasis que lo describe como “visiones de Dios.” Por definición propia el éxtasis se define como la suspensión temporera de los sentidos comunes y la elevación del alma. Cuando los profetas experimentaban visiones ellos recibían revelaciones sobre asuntos profundos que transcendían la visibilidad de nuestro mundo físico y materialista. Tal experiencia causaba asombro tal y como vemos en Apocalipsis 17:6 y en otros pasajes del AT sobre las visiones que Dios le reveló a los profetas de la antigüedad. Los 30 años de Ezequiel 1:1 tal vez corresponda a los 30 años del reinado de Nabopolassar, padre del rey Nabucodonosor ya que el profeta narra que se encontraba entre los cautivos y los israelitas estaban en cautiverio bajo el imperio babilónico. Esos 30 años alude a la cronología del reinado de Nabopolassar.

Ezequiel pudo contemplar en su visión un viento poderoso procedente del norte y una nube arropada por fuego cuyo centro era resplandeciente. Ezequiel 1:4. Pero es desde el verso 5 en adelante donde deseo concentrar la atención ya que es aquí donde comienza el esplendor de la visión que se le reveló a Ezequiel. “Y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre.” [Ezequiel 1:5]

La connotación “seres vivientes” denota que no se trataba de personas ordinarias, no eran seres humanos, sin embargo tenían una resonancia con el aspecto de una persona, aspecto antropomórfico. Sabemos que estos seres vivientes eran querubines ya que desde el verso 6 en adelante se nos suple la información detallada sobre su aspecto. Ezequiel 10:1 también esclarece el cuadro, los seres vivientes eran querubines. Pero antes de continuar debemos analizar de cerca la data sobre los querubines. ¿Qué es un querubín? ¿De donde procede la lingüística y el término? ¿Desde cuando tenemos data referente a ellos? No debemos proceder sin antes empaparnos de un conocimiento básico sobre estos seres celestiales.

Los récords arqueológicos demuestran que en la antigüedad varios pueblos conocían el término. La palabra querubín se encuentra con sus variantes en diferentes lenguas de la antigüedad. Analizaremos brevemente algunos idiomas donde encontramos el término. Querubín viene del griego antiguo, querub. En la creencia de los antiguos griegos el querub se distinguía de otros seres celestiales pues gozaban del segundo puesto más cercano a la deidad suprema (Dios). De ahí que posteriormente se le dio la connotación de “los más próximos o cercanos.” ¿Cercanos a qué? Cercanos a Dios. El término era conocido en el hebreo como Krubím. Uno de los términos más antiguos se encuentra en la cultura persa donde aparece como Kerubes “guardianes” tal y como se muestra en las ruinas de Persépolis, Irán. El término se encuentra presente en una de las culturas más antiguas de Mesopotamia en Caldea que posteriormente se convirtió en el imperio babilónico. Ahí, los judíos estaban cautivos bajo el yugo de Babilonia. Cuando los judíos (hebreos) regresaron del cautiverio renovaron su cultura y sus estatutos con Dios. El término aparece en la Biblia hebraica. En la cultura acádica querubín aparece como karabu que tiene una estrecha relación con el término bendecir. Los caldeos y asirios dejaron esculturas y pasajes pintorescos sobre los querubines y los describían como un animal alado (buey) con cabeza de hombre tal y como se encontró en la provincia de Persépolis hoy día Irán.

El término querubín aparece en diferentes pueblos de Mesopotamia pero debido a que éstos disponían de diferentes creencias politeístas y en algunos casos panteístas su término variaba de pueblo en pueblo. Lo cierto es que la Biblia los menciona en la visión de Ezequiel como guardianes del trono de Jehová y como los transportadores de la carroza celestial de Jehová.

En la jerarquía cristiana, los querubines corresponden al segundo orden de poder entre nueve. Por eso se les denomina “los próximos” o aquellos cercanos a Dios. El primer orden jerárquico le corresponde a los Serafines. Pero como estamos analizando Ezequiel 1:1-28 nos concentraremos por ahora en los querubines. A los querubines se les reconoce su gran capacidad para desplazarse con extrema rapidez. [Ezequiel 1:14] No están atados a las limitaciones físicas puesto que no son seres físicos como lo es el hombre en su género humano. Como toda figura de dominio celestial los querubines irradian luz. Son los que conducen la merkabah de Jehová. Merkabah es un término hebreo que aparece en Ezequiel 1:4-26. La merkabah es la carroza celestial dirigida por los querubines tal y como expresa Ezequiel 1:19-21. En Ezequiel 1:4-26 aparece el término hebreo (r-k-b, merkabah). En los tiempos antiguos se utilizaba para dirigir a un animal por medio de un vehículo.

En Ezequiel 1:4-26 el término hebreo (r-k-b, merkabah) denota que los querubines dirigían la carroza celestial. Sobre esta merkabah (carroza) se asentaba el trono de Jehová. Ver Ezequiel 1:26. La carroza de Jehová (merkabah en hebreo) disponía de cuatro ruedas a los lados y era conducida por los querubines. ¿Porqué Dios se reveló de esta manera? Debemos recordar que los israelitas estaban cautivos, eran esclavos del imperio babilónico y por lo tanto su moral como pueblo había caído. Si nos remontamos a la época, los militares se desplazaban por medio de fuertes carrozas (los vehículos de la época) lo cual era representativo de gran poder. Jehová se presenta de esta manera por medio de una gran carroza que sobrepasa la imaginación humana. Una carroza celestial que cabalga su trono celestial, la Merkabah, dirigida por seres celestiales poderosos, los querubines, la segunda potencia de la jerarquía celestial. Los querubines eran vistos a su vez como los “guardianes” del trono de Dios, por lo que constituían un orden homogéneo y exclusivo. Son ellos los que transportan la gran merkabah, la carroza de Jehová. Esta visión resaltaba el poderío soberano de Dios sobre toda la Tierra. Había cuatro querubines y cuatro ruedas, constituye el dominio sobre los cuatro puntos cardenales de la Tierra; norte, sur, este, y oeste. Indicativo de que la deidad (Dios) es soberano sobre todo poder terrenal.

Los Cuatro Rostros De Los Querubines

Cada querubín tenía semejanza de hombre, cuatro caras, cuatro alas. [Ezequiel 1:5-6] Siendo éstas; hombre, león, buey, águila. El rostro de hombre es representativo del poder que se le ha dado en la tierra. El león es exaltado sobre las bestias salvajes. El buey es exaltado sobre los animales domésticos, y el águila es exaltada sobre los pájaros.

Los seres vivientes, querubines (verso 5) junto a sus ruedas (verso 15 y 16) formaban una carroza que no era terrenal, el trono de Dios, la Merkabah. Sin embargo, los cuatro rostros o las cuatro potencias; hombre, león, buey, y águila estaban debajo de la Merkabah (carroza) de Jehová, indicativo de lo sublime del Reino de Dios. Las ruedas permitían que la carroza (merkabah) se moviera hacia cualquier dirección (verso 15 y 16). Los aros de las ruedas tenían ojos, indicativo de inteligencia y conocimiento ya que el verso 20 expresa que el espíritu de los seres vivientes (querubines) estaba en las ruedas. Las ruedas indican la movilidad de Dios y los ojos su conocimiento sobre todo lo existente, soberanía, y omnisciencia.

El profeta es muy cuidadoso ya que expresa que él no vio a Jehová sino una semejanza de la gloria de Jehová. El Nuevo Comentario Bíblico de la Casa Bautista De Publicaciones expresa en la Pág. 500; “Existe el rostro grande y el rostro pequeño de Dios dice el Talmud, y al hombre le es dado ver solo este último.” En Juan 1:18 encontramos que “a Dios nadie le ha visto.” Es una referencia sobre su naturaleza y magnificencia en todo su esplendor. En resumen, los profetas vieron en sus visiones o en forma visible como es el caso de Moisés  una manifestación de la teofanía, donde Dios se mostraba de una manera en la que el ser humano lo pudiese comprender.

Era De La Luz Parte 2

Era De La Luz Parte 2

Por el Agente Megatrón-JCCRojas

© JCCRojas 2011

Escrito Originalmente En El 2002

Exposición V Paganismo En Los Escritos Sagrados

La mayoría de los creyentes desconocen por completo que su libro sagrado contiene enseñanzas de religiones paganas precristianas que han sido trasladadas e incorporadas en la Biblia. La Biblia puede ser un libro de inspiración para muchos. Para los que desean superar sus vidas y desean llegar a un estado superior de espiritualidad la Biblia puede ser una herramienta útil. Sin embargo para los dirigentes del clero la Biblia sirve para cumplir sus propósitos de manipulación y adoctrinamiento ejerciendo un absoluto control sobre sus feligreses. Hemos probado a lo largo de este web que los traductores bíblicos han falsificado y manipulado su libro sagrado. Se trata de una psicología cuyo propósito es hacer que las personas crean lo que sus dirigentes enseñen, aunque éstos oculten una parte importante acerca de la historia de los manuscritos y el verdadero significado de las palabras del griego koiné.

El imperio romano nunca desapareció. Eso es lo que ellos desean que ustedes crean. El imperio persiste aún en nuestros días, se transformó en la manera de una religión, la Iglesia Católica Apostólica Romana. Para entender estos “secretos” es necesario iluminar y rescatar a la humanidad de los caminos del oscurantismo que están basados y fundamentados en los mitos, y en las supersticiones. Esto refleja una degeneración del intelecto humano impuesta por el uso de una técnica conocida como “programación de cerebros” religión. Algunos quedarán conmovidos al saber que algunas enseñanzas de la Biblia son plagios traídos de religiones paganas que existían antes que el cristianismo. El diccionario define plagio como: Acción y efecto de plagiar. Plagiar= Apropiarse y dar por suyos escritos o inventos ajenos.

Probaremos que los traductores de la Biblia tomaron enseñanzas de otras religiones y las incorporaron en la Biblia como si fueran doctrinas originales del cristianismo. Sabemos que tal acto se conoce como plagio. El plagio es una forma de engaño malicioso pues atenta contra los verdaderos autores y usurpa la fuente original dando como supuesto autor a un farsante. Este ha sido exactamente el comportamiento de los traductores antiguos de la Biblia, al menos en parte y es precisamente lo que expondremos a continuación.

1. “Apareció en el cielo una señal grande, una mujer envuelta en el sol, con la luna

debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas.

2. Y estando encinta, gritaba con los dolores de parto, y las ansias de parir.

3. Apareció en el cielo otra señal, y ví un gran dragón de color fuego, que

tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre las cabezas siete coronas;

4. Con su cola arrastró la tercera parte de los astros del cielo y los arrojó a la tierra. Se paró el dragón que

estaba delante de la mujer que estaba a punto de parir, para tragarse a su hijo en cuanto le pariese.

5. Parió un varón, que ha de apacentar a todas las naciones con vara de hierro, pero el hijo fue arrebatado a Dios y a su trono.

6. La mujer huyó al desierto, en donde tenía un lugar preparado por Dios, para que allí la alimentasen

durante mil doscientos sesenta días.” [Apocalipsis 12:1-6 Biblia Católica Nacal Colunga edición 1971]

Este relato bíblico no es original del apóstol Juan. Sus raíces y orígenes las encontramos presentes en enseñanzas pertenecientes a religiones paganas que anteceden la existencia del cristianismo. Los creyentes dudan a menudo sobre aquellos comentarios que contradiga lo que sus líderes les han enseñado. Todo estudioso sobre religiones antiguas conoce de donde surgen estas enseñanzas. Dado el caso de que algunos creyentes pueden dudar de nuestro criterio suministro los escritos que los propios teólogos hacen en relación a los textos de Apocalipsis 12:1-6. En el Nuevo Comentario Bíblico edición 1989 página 961 bajo el título La Mujer Y Su Hijo los teólogos escriben:

“Los griegos tenían una historia del nacimiento de Apolo notablemente SIMILAR a la RELATADA en los vv.1-6. También era PARECIDO el relato de los egipcios sobre el nacimiento de Horus; la historia con ciertas MODIFICACIONES pareciera ser universal.”

La narración de Apocalipsis 12:1-6 compone un gran plagio por que esta enseñanza formaba parte de la religión egipcia y griega siglos antes de la aparición del cristianismo. El escritor bíblico toma “prestados” e incorpora en los escritos de la Biblia semejante relato pagano. Es eso a lo que se refieren los teólogos cuando escriben:

“Los griegos tenían una historia del nacimiento de Apolo notablemente SIMILAR a la RELATADA en los vv.1-6. También era PARECIDO el RELATO de los EGIPCIOS sobre el nacimiento de Horus.” Apolo vendría a ser uno de los dioses héroes de la antigua religión griega. Sobre el dios egipcio Horus, los escritos narran como su madre Isis pasó por enormes peligros. El dios Horus pasaría ser una figura central de la religión egipcia. Su desenvolvimiento como dios héroe lo colocaría en un puesto divinizado.

Los teólogos que expresan el comentario en la cita mencionada del Nuevo Comentario Bíblico presentan una información correcta cuando escriben;

“Los griegos tenían una historia del nacimiento de Apolo NOTABLEMENTE SIMILAR a la RELATADA en los vv.1-6.” Los teólogos admiten de igual forma que “También era PARECIDO el relato de los egipcios sobre el nacimiento de Horus.” Los escritos de Apocalipsis 12:1-6 no son originales del escritor bíblico sino que forman parte de las enseñanzas paganas de la antigüedad tal y como lo expresan los teólogos. Pero esto no termina aquí ya que el relato de los “mesías” de otras religiones cuentan con las mismas narraciones en cuanto a la parturienta y su hijo infante como es el caso de Dionisos. Esta es la razón por la cual los teólogos comentan: “la historia con ciertas MODIFICACIONES pareciera ser universal.” El “apóstol” tomó prestados los escritos de las religiones paganas y las incorporó como suyos. ¿Sería realmente Juan el que escribió estos versos o sería una de tantas interpolaciones que ha realizado el Vaticano ligando y mezclando enseñanzas paganas y presentando las mismas como “enseñanzas exclusivas” de su elaborada religión humana?

Exposición VI Parturienta Divina Enseñanza De Religiones Paganas

En las religiones paganas (toda religión no cristiana) la parturienta (mujer en estado de alumbramiento) era una diosa virgen que daba a luz un hijo en la mayoría de los casos y se convertía en mesías. Un detalle interesante y digno de analizar es que las parturientas de las religiones paganas tenían sobre su cabeza doce estrellas. ¿Qué leemos en la parte final de Apocalipsis 12:1?

“una mujer envuelta en el sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de DOCE ESTRELLAS.” Las parturientas de las religiones paganas precristianas eran representadas con doce estrellas sobre su cabeza. Dado el caso de que estas enseñanzas paganas anteceden las enseñanzas del cristianismo es notable que los escritores bíblicos copiaron las enseñanzas de otras religiones. Conocemos por definición del diccionario que el acto de copiar escritos o inventos ajenos y atribuirse el título de autor se conoce como PLAGIO. Los lectores pueden entrar a una catedral y pueden observar las imágenes y las estatuas. ¿Qué ve en las paredes principales? La figura de una dama que en ocasiones aparece con DOCE ESTRELLAS sobre su cabeza. ¿Sabe quién es esa dama? Es la Virgen María. Pero las estrellas en su cabeza no es propio del catolicismo ni del Vaticano sino que es un plagio tomado de religiones antiguas representativas de parturientas paganas que eran “reinas del cielo,”la “madre de Dios,” y “madre del mesías.” El Vaticano copió las enseñanzas de estas religiones paganas y las insertó en la Biblia como si fueran enseñanzas exclusivas del cristianismo. Ante estas pruebas realistas es obvio que algunos “escritos bíblicos” son enseñanzas de religiones paganas disfrazadas como revelaciones de Dios. Plagio.

Exposición VII El Plagio De La Virgen María

Si hay algo que le desagrade a un cardenal o arzobispo es el hecho de traer a la luz pública de que la proclamada enseñanza de la Virgen María carece de exclusividad y es el producto de otro plagio traído de religiones paganas que el Vaticano adoptó haciéndole creer a sus seguidores que es una inspiración única que se encuentra solo en los escritos de la Biblia. Nada podría estar más lejos de la realidad que la aseveración antes mencionada. Para los que desconocen las enseñanzas de las vírgenes parturientas hemos decidido presentar una breve exposición acerca del origen de estas creencias.

En la antigua religión de Asiría encontramos que una virgen dio a luz una criatura que se convertiría en una diosa mesiánica. Nos referimos a la diosa Atargatis. Esta dio a luz a Semiramis y la abandonó en el desierto. Semiramis también era la “reina del cielo” pues tenía doce estrellas sobre su cabeza, representativas del zodiaco y astrología. ¿No es este el mismo título que le atribuyen a la Virgen María la “reina del cielo”? ¿No dice el texto de Apocalipsis 12:6 que la parturienta (mujer en estado de alumbramiento) huyó al desierto? Ahora usted conoce de donde surge esta creencia. Con razón los teólogos escriben en la página 961 del Nuevo Comentario Bíblico;

“la historia con ciertas MODIFICACIONES pareciera ser universal.” Después de realizar grandes prodigios entre los cuales se enumera el haber fundado la ciudad de Babilonia la diosa Semiramis desapareció sobre la Tierra. Adivine cómo. Se transformó en paloma y ascendió al cielo. Esta era una de las enseñanzas de la antigua religión de Asiría que es aproximadamente 900 años más antigua que el cristianismo. Pero esto no es todo, en otras religiones antiguas se nos habla del parto doloroso de la parturienta que huye al desierto para salvar la vida de su hijo. Encontramos en estos relatos que la virgen es reina de doce estrellas que en las religiones antiguas representaban las doce casas del zodiaco, astrología.

En las catedrales católicas encontramos que la Virgen es representada con doce estrellas sobre su cabeza. Los teólogos declaran que el pasaje bíblico de Apocalipsis 12:1-6 no puede referirse a la Virgen María por que ésta no huyó al desierto para su alumbramiento. Este relato de Apocalipsis fue tomado de los escritos de las parturientas paganas, algo que los propios teólogos admiten por escrito en sus comentarios bíblicos. Sin embargo para darle un matiz “original” a los escritos de Apocalipsis 12:1-6 explican que las doce estrellas (a pesar de ser estrellas) sobre su cabeza; ¡¡no son realmente estrellas sino que representan las doce tribus de Israel!! ¿Acaso no se dan cuenta de todas las similitudes de las enseñanzas paganas con respecto a la parturienta? María era virgen. Las parturientas paganas también eran vírgenes. María dio a luz un hijo que se transformó en mesías. Los dioses del paganismo Dionisos, Baco, Mazda, Apolo, Horus, y Mithra también fueron mesías de sus respectivas religiones. María es la “reina del cielo.” Las parturientas paganas Semiramis, Isis, y Astarte también eran “reinas del cielo.” María es la “madre de Dios” (un verdadero disparate pues si Dios es eterno; ¿cómo puede tener madre?) Si Dios tiene madre es obvio que carece de una eternidad pues tuvo un principio de existencia. Las parturientas paganas eran madre del “dios hijo mesías” por lo tanto eran la “madre de Dios.” Algunas parturientas de religiones paganas eran representadas con la luna bajo sus pies. La parturienta del capítulo 12 de Apocalipsis también tiene la luna bajo sus pies. Las parturientas de las religiones paganas huyeron al desierto. La parturienta de Apocalipsis 12 también huyó al desierto. ¿Acaso carecen estos escritores de ideas propias que constantemente copian las enseñanzas de otras religiones antiguas y las insertan en la Biblia pretendiendo que son escritos originales? Sabemos que tal conducta se conoce como plagio=el arte de proclamarse autor de escritos o inventos ajenos. Esto refleja que tal vez algunos escritores bíblicos carecían de honestidad. ¿Pero fueron realmente los escritores bíblicos los que realizaron estos actos o fueron los traductores del Vaticano?

Exposición VIII Los Dioses Mesías

Cuando nos adentramos en el estudio cauteloso y exegético de las religiones antiguas encontramos que el cristianismo (catolicismo) adoptó enormes proporciones de enseñanzas paganas. Esto es algo que los creyentes desconocen por completo. En la religión precristiana griega, el dios Dionisos era un mesías libertario que disfrutaba estar presente en la viña. ¿En referencia a Jesús qué leemos en Lucas 20:9?

“comenzó luego a decir al pueblo. Un hombre plantó una viña, la arrendó a los labradores, y se ausentó por mucho tiempo.”

El texto presenta un discurso de Jesús donde trae el asunto sobre una viña y la acción de los labradores. El dueño (Dios) recompensaría a los labradores en base a como la administraron. El ejemplo del mesías y la viña se refleja nuevamente en la Biblia cuando Jesús expresa: “Pero ¿que os parece;? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo ve hoy a trabajar a mi viña.” [Mateo 21:28] El texto hace referencia al dueño de la viña que es representativo de Dios. El discurso lo da el mesías Jesús. Lo interesante es que esta relación entre el mesías y la viña venía corriendo siglos antes de la aparición de Jesús de Nazaret sobre la faz de la Tierra.

Según las creencias de las religiones antiguas los dioses mesías nacían de vírgenes tocadas no por varón sino por el poder de Dios (poder de los dioses en las religiones paganas) pues era una señal de aprobación divina. La similitud entre la viña de estos personajes mitológicos y la parábola de Jesús refleja la importancia de las doctrinas de religiones paganas que tuvieron influencia en los escritos de la Biblia. Otro mesías precristiano según la creencia de la religión hindú y persa era Mithra. Este era representado por el sol. Mithra era un dios solar. ¿Qué leemos en Apocalipsis 21:23?

“La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina y el Cordero es su LUMBRERA.”

El Cordero representa a Cristo, dios mesías nacido de la Virgen María que según el Vaticano es la “reina del cielo.” Otro atributo de las parturientas paganas precristianas. El Cordero (Cristo) es representativo del poder solar por que el texto declara que él es su LUMBRERA. ¡¡Exactamente igual que Mithra el mesías de Oriente!! Uno podrá pensar que estas religiones copiaron las enseñanzas del cristianismo. Sin embargo para los que conocen la cronología de la historia de estas religiones tal aseveración sencillamente es imposible. Estas religiones existieron siglos antes que el cristianismo.

El dios Horus tenía el atributo de volar por las alturas “cerca del sol” sin que se afectara su visión. Horus era representativo del poder solar, igual que Mithra y Cristo. Con el transcurso de la historia la religión egipcia representó a Horus con el halcón. Horus perdió su vida y luego reapareció (resucitó). Mithra también sufrió la muerte y según las enseñanzas de su religión resucitó después de cuarenta días. Mithra, Horus, Cristo, Dionisos, y Baco sufrieron el castigo de la muerte y sacrificaron sus vidas para redención de la humanidad. Todas estas religiones eran más antiguas que el cristianismo.

Exposición IX Capítulos 7 Y 11 De Apocalipsis

Escritos Paganos

En el Nuevo Comentario Bíblico, edición 1989 página 961 en relación al capítulo 7 y 11 de Apocalipsis encontramos que los teólogos escriben:

“Tal tratamiento de las fuentes PAGANAS es similar al uso que hace de las narraciones judías, tales como las que figuran en los capítulo 7 y 11.”

Los teólogos admiten por escrito que algunos capítulos de Apocalipsis extraen sus fuentes de escritos paganos. Pero lo más sorprendente es ver como los teólogos intentan “safarse” de los métodos que utiliza el escritor de este pasaje bíblico al tratar de “vender la idea” de que; ¡los pasajes bíblicos aunque son basados en las fuentes paganas son totalmente cristianos! Los lectores pueden leer lo que los teólogos prominentes del cristianismo fundamental han escrito en su propio comentario bíblico. De hecho este comentario es uno de los más respetados por la diversidad de información que presenta y por que distintos profesores con doctorado en teología participan en el mismo.

“El mensaje que deben brindar no es, en ningún caso, ni pagano ni judío sino cristiano de punta a punta.” [Nuevo Comentario Bíblico edición 1989 página 961]

Después de admitir que los escritos de Apocalipsis 12:1-6 y Apocalipsis capítulos 7 y 11 son basados en fuentes paganas los teólogos tratan de arreglar la situación alegando que esos capítulos no son paganos del todo sino cristianos “de punta a punta.” Que gran contradicción. ¿Acaso piensan convencer a las masas de que estos versos aunque toman su inspiración de fuentes paganas son puramente cristianos? De ser cierto este argumento el escritor bíblico hubiese evadido; la narración pagana concerniente a la parturienta, las doce estrellas sobre su cabeza, la luna bajo sus pies, el sol radiante, el nacimiento de su hijo en medio del peligro, etcétera. Todos estos relatos son traídos de fuentes paganas tal y como lo expresan los mismos teólogos. Esto es algo que el Vaticano y los fundamentalistas no desean revelar. ¿Dónde está la honestidad y la santidad de dicha institución?

Exposición X Importancia Del Nacimiento Virginal

Para darle un matiz esplendoroso al alumbramiento de la Virgen María la Iglesia Católica no solo recogió el concepto de virgen parturienta de religiones paganas sino que acomodó y manipuló los textos bíblicos a su antojo forzando las escrituras para que se acomodase a sus credo creado necesario para el convencimiento de las masas.

“En el mes sexto fue envíado el ángel Gabriel de parte de Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret a una virgen desposada con un varón de nombre José de la casa de David; el nombre de la virgen era María.” [Lucas 1:26-27]

Un análisis riguroso revela ciertos asuntos que la Iglesia no revela en lo absoluto. Si analizamos ambos textos basándonos en los escritos griegos encontraremos que algo extraño ocurre en el uso de la palabra “virgen.” En el manuscrito griego el texto de Lucas 1:27 se lee de la siguiente manera.

Πρός

Παρθένον

έμνηστευμένην

a una virgen

comprometida para casarse

Los escritores del Griego Koiné Interlineal han traducido la palabra griega Παρθένονcomo virgen lo que revela una manipulación elaborada del vocablo griego para cumplir un fin particular. La transliteración de la palabra griega Παρθένονes parthenon. Esta palabra se relaciona con la enseñanza de las parturientas paganas. Recordemos que las parturientas paganas daban a luz un hijo que sería el mesías que habría de redimir a la humanidad entre estos; Dionisos, Horus, Mithra, y Apolo son solo algunos ejemplos.

Los creyentes desconocen la relación entre la creencia de las parturientas divinas paganas y los relatos bíblicos de la Virgen María. Para que no quede alguna duda presento la información que los teólogos escriben.

“En el contexto de la cita en Isaías (Is.7:10-17) parece que la mujer mencionada puede haber sido una esposa del rey Acaz. La LXX traduce la palabra parthenon (virgen) por razones que son INCIERTAS. No había expectativa de un nacimiento virginal en Israel, y es evidente que para Mateo el hecho conduce a la profecía antes que viceversa.” [Nuevo Comentario Bíblico párrafo 2 página 614]

Lo que los teólogos escriben es que Mateo recurre con frecuencia al Antiguo Testamento para probar que Jesús Emmanuel (Jesús de Nazaret) era el mesías esperado por el pueblo de Israel. En esta ocasión Mateo recurre al vocabulario empleado en el texto de Isaías 7:10-17 para convencer que el escrito era una profecía mesiánica que tuvo su cumplimiento en la vida de María y en el nacimiento de Jesús.

Sin embargo algo digno de analizar es ver lo que los propios teólogos expresan y escriben en su propio comentario bíblico haciendo una clara admisión que pone de manifiesto la procedencia de la creencia de las parturientas divinas y el hijo mesías. Los teólogos han escrito que Mateo se apoya sobre un texto que se refiere a una de las posibles esposas del rey Acaz; que nada tiene que ver con una profecía futurística sobre la llegada de un mesías. Al leer el texto de Isaías 7:10-17 en la LXX (Antiguo Testamento escrito en griego antiguo) encontramos que la palabra griega que aparece para “virgen” en el texto bíblico es parthenon que guarda estrecha relación con parthurienta (parturienta). Recuerde que la parturienta era un modelo de diosa divina y su hijo una manifestación divina que habría de convertirse en mesías no sin antes poner su vida a manera de sacrificio cargando con la culpabilidad de los hombres para luego convertirse en dios mesías.

Pero hay algo histórico muy revelador que los teólogos omiten por completo por que pone de manifiesto el vocabulario pagano del texto de Isaías 7:10-17 en la versión de la LXX (Septuaginta). En el griego antiguo existe una palabra definida para virgen, pero el escritor bíblico (¿realmente fue el escritor bíblico o los traductores del Vaticano?) eligió una palabra que pertenece a la ya conocida creencia pagana de las mujeres vírgenes que daban a luz un dios mesías, parthurienta. El vocabulario con que se designa a la parturienta de Isaías 7:10-17 revela que el hijo de Acaz sería el futuro rey que traería paz, unión, y la fortaleza que el pueblo de Israel tanto deseaba recuperar para convertirse en una nación soberana e imperialista. Por eso vemos en Isaías que el vocabulario que se usa en referencia en relación a la madre del futuro rey es parthinon. Su hijo sería el rey que libraría a Israel de las condiciones sumisos en las que se encontraba. esto suceso nunca ocurrió pero vemos como se impusieron las creencias paganas y políticas siglos después en relación al nacimiento del niño Jesús.

Otro detalle interesante es ver como los teólogos admiten que en los tiempos de Jesús “no había expectativa de un nacimiento virginal en Israel.” Lo que los teólogos se refieren es que en los tiempos de Jesús Israel no esperaba el nacimiento de un niño proveniente de una parturienta divinizada y que su hijo se convertiría en dios mesías. No existía tal creencia en el pueblo de Israel por la siguiente razón. ¡La creencia de las parturientas divinas pertenecía a las religiones paganas de los pueblos que rodeaban a Israel! ¿Pero no dice la Biblia y la historia que Israel esperaba un mesías que los liberara de la sumisión del imperio romano? Había la esperanza de la liberación de la esclavitud imperial romana pero era visualizada desde una perspectiva étnica, política, y regional. La Iglesia Católica creó la imagen del hijo mesías utilizando escritos de sociedades místicas griegas, persas, hindúes, y romanas para finalmente presentar a un mesías religioso filosófico y no político. Debido a la incapacidad de traer ese evento de soberanía política y étnica, la Iglesia modificó el mesías de acción soberana por el mesías de las parturientas divinas (paganismo) y por consiguiente un dios mesías como lo era Apolo para los griegos, Horus para los egipcios, y Mithra para los persas.

“Es de utilidad para él (Mateo) que la LXX haya usado esta palabra pero el punto es

 SUBSIDIARIO al nombre Emmanuel.” [Nuevo Comentario Bíblico párrafo 2, página 614]

Los teólogos expresan que Mateo cita el pasaje de Isaías 7:10-17 que habla de una “virgen” y le adjudica el mismo al alumbramiento divinizado de María para dar un toque divino al nacimiento de Jesús. La Iglesia Católica forzó el vocabulario para darle a María el matiz equivalente al alumbramiento de las parturientas paganas. Pero lo más extraño y revelador es que el vocablo hebreo no designa una virgen que quedaría embarazada por un toque divino (parturienta) sino que el vocablo hebreo lo que denota es una fémina joven que ha pasado de la etapa de niña a la etapa de señorita lo que revela que maría tenía aproximadamente 12 o 13 años de edad.

Conclusión

Hemos finalizado esta sección concerniente a las enseñanzas de religiones paganas que fueron incorporadas en la Biblia. El propósito es traer una serie de información que el clero oculta con extremos celos por que de conocerse crearía un escándalo que mostraría que la Iglesia ha utilizado todas las artimañas no solo para engañar a la humanidad sino para controlar a la misma mediante el control mental impuesto por el poder religioso. Cuando se oculta información los hechos históricos se distorsionan y crean confusiones por la falta de información. Lo que el clero ha hecho durante siglos lo ha hecho bajo una conducta de encubrimiento y no por accidente. Este es el panorama que refleja un acto de conspiración religiosa que se aprovecha de las arcas de las masas para su propio enriquecimiento. Su fin es controlar a las masas y que estas sean sumisas a las decisiones de la religión utilizando como autoridad un libro que se ha manipulado y falsificado. No es embarazoso ser obediente siempre y cuando no se trate de un engaño con el fin de controlar las vidas de las personas.

El problema con el adoctrinamiento de la sumisión religiosa es que los grandes líderes (no todos) incurren en ocasiones en conducta delincuente entre estas; el abuso sexual de menores, malversación de fondos, prácticas ilegales, sacerdotes que guardan relaciones sexuales algunos con mujeres y otros con varones, trampas al gobierno, posesión de la personalidad, intimidación, y otros actos escandalosos, ilegales, e inmorales. Debido al control mental que se ejerce sobre los feligreses, éstos permanecen inmóviles cuando se cometen abusos como estos por altos funcionarios eclesiásticos. Vemos por ejemplo como el alto clero católico ha incurrido en prácticas criminales y han encubrido por orden del Vaticano los abusos sexuales para aparentar que la institución es “sagrada y benévola” algo que está lejos de la realidad. Precisamente es esa conducta de encubrimiento criminal lo que le ha costado y seguirá costándole a la Institución Católica y al Vaticano demandas legales que sobrepasan millones de dólares.

Para presentar toda la información relacionada a la historia y la política de la religión de occidente sería necesario crear un web dedicado totalmente a este tema. Nuestro propósito es facilitarle a los estudiosos y a los amantes de la verdad la información histórica que se desconoce por el encubrimiento por parte de la religión para que ustedes nunca conozcan la verdad. Ahora el mundo conoce toda la verdad y sus conciencias han sido iluminadas por el poder del león y el honor del leopardo. Nuestro propósito es revelar la verdad. La próxima civilización planetaria tendrá como fundamento el uso del intelecto, la búsqueda del conocimiento, y la práctica de una verdadera espiritualidad que logre verdaderos cambios en las partes internas de la personalidad y la conciencia humana. Será el comienzo de una nueva civilización y un nuevo mundo. Será el inicio de una nueva humanidad.

“Conozco Tus Secretos Y Todos Tus Misterios Roma.”

[Megatrón]