Por JCCRojas

© JCCRojas 2012

El Establecimiento nos informa por medio de su rama arqueológica que la antigua ciudad de Tiahuanaco en Bolivia surgió del 2,000-1,500 a.C. y desapareció cerca del 900 a.C. Otros indican que Tiahuanaco desapareció 500 años antes de Cristo.

Ver enlace; http://es.wikipedia.org/wiki/Tiahuanaco

¿Sobre que base ellos realizan ese reclamo? Se realizaron pruebas de carbono de artefactos orgánicos que se encontraron enterrados alrededor de las gigantescas piedras que se encuentran en Tiahuanaco. Es obvio que se ha llegado a esa conclusión deliberada para escapar una realidad latente. Por ejemplo, todos sabemos que la gran pirámide de Giza en Egipto existe. A pesar de que no podemos llegar a un acuerdo sobre la fecha exacta de su construcción, todos conocemos que la pirámide ha estado ahí durante milenios. Supongamos que encontramos los restos de una persona que fue enterrada en las cercanías de la pirámide de Giza hace solo 100 años. Ese es el material orgánico encontrado. ¡Por ese material orgánico enterrado hace solo 100 años establecemos la falsa noción que la gran pirámide de Giza en Egipto solo tiene 100 años de existencia! Este el modo en que el Establecimiento procede para escapar una realidad que resulta desagradable para ellos.

Es exactamente el caso de la misteriosa ciudad de Tiahuanaco. El Establecimiento quiere que creamos que por el simple hecho que se encontró material orgánico enterrado en el suelo cerca de sus enormes piedras, que la ciudad de Tiahuanaco se construyó cerca de 2,000 años. Aquí vemos nuevamente un claro patrón de supresión ya que se pasa por alto una serie de data que es digna de investigación. Eso es, si deseamos llegar a la verdad de los hechos. Veamos como las evidencias demuestran que Tiahuanaco es mucho más antigua de lo que el Establecimiento presupone.

Allí encontramos piedras que pesan cerca de 400 toneladas; o sea, más de 800 mil libras. ¿Le parece lógico y razonable que unos aborígenes primitivos pudieron levantar semejantes estructuras por más de 40 pies de altura? ¿Con que tecnología? Pero sobre todo; ¿con cuáles conocimientos? Si analizamos las realidades de la vida tenemos que concluir que para poder realizar los cortes de esas enormes piedras, para luego levantarla, para luego moverla a gran altura, para finalmente colocarla en la posición deseada; es necesario disponer de unos equipos que tengan la capacidad y la fuerza de resistencia para movilizar eso peñones gigantescos. Pero aquí es donde se cae el Establecimiento ya que ellos afirman que los habitantes de Tiahuanaco eran aborígenes. ¿Cómo rayos podían realizar semejante hazaña si no disponían de los mecanismos adecuados, ni del conocimiento matemático, ni de la fuerza hidráulica para levantar estas piedras que pesaban cerca de 800 mil libras? Aquí es donde el Establecimiento guarda silencio. En palabras sencillas hemos puesto al Establecimiento de rodillas. No tienen explicación satisfactoria ni razonable. Esa es la pura realidad. La realidad oculta es que Tiahuanaco fue construida hace cerca de 15,000 años ya que está astronómicamente alineada. Esa es la clave para entender este misterio. Esto es otro dolor de cabeza para el Establecimiento ya que nuevamente se encuentran con una triste realidad que derrumba sus dogmas. En Sur América existía una civilización pre-histórica que; ¡siendo aborígenes y faltos de un conocimiento avanzado levantaron peñones de más de 800 mil libras! ¿Qué le parece? Esto es verdaderamente un insulto a la inteligencia. Tiahuanaco está alineada astronómicamente, eso es un dato realista. Cuando se realizan los cálculos de su alineamiento astronómico encontramos que la ciudad fue construida hace casi 15,000 años. El Establecimiento pasa por alto estas realidades pues están conscientes que ese es su talón débil y espera que los analíticos no perciban esas realidades.

¿Existe otra prueba empírica que afirme los 15,000 años de antigüedad de Tiahuanaco? Sí existe. Los geólogos ortodoxos, es decir, aceptados por el propio Establecimiento afirman que la ciudad se construyó como un puerto a orillas de las aguas del Titicaca. Ahora bien, Tiahuanaco se encuentra actualmente a 15 kilómetros del lago Titicaca y los geólogos reconocen que Tiahuanaco se construyó en las orillas del lago. En la actualidad el nivel de las aguas ha bajado cerca de 100 pies. Recuerde que el puerto (Tiahuanaco) se encuentra a 15 kilómetros de distancia. Los expertos geólogos del British Geological Survey afirmaron que para que el agua del lago bajara al nivel actual y sus aguas estuviesen a 15 kilómetros, tuvieron que pasar por lo menos 10,000 años. Ese es el testimonio contundente de geólogos profesionales. Así que aquí tenemos otra prueba fidedigna donde se trata de geólogos que forman parte del Establecimiento. Esto demuestra que los arqueólogos y geólogos no se han puesto de acuerdo sobre estas realidades que el Establecimiento pasa por alto.

Tiahuanaco presenta otra anomalía para el Establecimiento pues fue construida cerca del 15,000 a.C. ¡La gravedad de esto radica en que la cuidad fue construida cuando se supone que no existía civilización alguna! Recordemos que la versión oficial es que el hombre civilizado comenzó cerca de 5,000-7,000 años con la aparición inesperada de los sumerios bajo su ciudad Sumer, Sumeria, Sinar. La ciudad de Tiahuanaco representa pues un verdadero dolor de cabeza para el Establecimiento.

Otro dato interesante de analizar es que el Establecimiento pasa por alto lo siguiente. Cuando los españoles llegaron por primera vez a Sur América le preguntaron a los Incas quién había construido Tiahuanaco. Los españoles le preguntaron; ¿ustedes construyeron esta gran ciudad?

Los Incas respondieron que no fueron ellos. La pregunta les causó risa y le respondieron que la ciudad estaba ahí desde hacia varios milenios. Los incas expresaron que ellos no tenían nada que ver con la construcción de esa gran ciudad que existía desde antes del inicio de sus tiempos. Aquí tenemos prueba testimonial de la civilización inca que reconoció que la ciudad de Tiahuanaco existía desde mucho antes que ellos llegaran a ese lugar. ¡Jaque mate! Como es de suponer el Establecimiento ha suprimido esta información y no hace comentarios al respecto. En el pasado escrito Supresiones Del Establecimiento comenté que el Establecimiento siempre incurre en la misma conducta cuando encuentra evidencias que contradicen sus posturas dogmáticas, eso es supresión de la evidencia. Los Incas le informaron a los españoles que Tiahuanaco fue construida por dioses blancos con barbas que vinieron del mar a los cuales ellos llamaban Viracocha (Wiraqucha, los Wiraquchas). Los Incas expresaron que estos dioses blancos llegaron en tiempos de gran sufrimiento cuando la civilización fue destruida y vinieron a restaurar la civilización. Vinieron para traer nuevamente cultura a una tierra destruida. Prácticamente todas las leyendas hablan sobre estas personas misteriosas que existieron en tiempos remotos. Los españoles destruyeron todo lo relacionado con estas ciudades antiguas pues estaban dirigidos por el catolicismo que no deseaba preservar la realidad sobre civilizaciones ante-diluvianas por que refutaba sus dogmas eclesiásticos. La intención era ocultar toda información o evidencia que probara la existencia de cualquier civilización que fuese más antigua del 4,000 antes de Cristo. Como impulsores de la Revolución Intelectual tenemos una encomienda, una misión, y una responsabilidad con la humanidad. Esto es, presentarle el conocimiento que se le ha restringido a cambio de dogmas creados que no pasan la prueba de una investigación cuidadosa, minuciosa, y analítica. Para los mayas en Diciembre 23 de 2012 se produciría un gran movimiento en el planeta. Algunos lo interpretan como otro cataclismo, mientras que otros lo interpretan como un gran movimiento de conciencias. Lo cierto es que después del 23 de Diciembre de 2012 la humanidad continuará existiendo durante siglos y milenios venideros. No será la extinción de la humanidad. El asunto de Tiahuanaco nos muestra como el Establecimiento oculta una serie de data con el fin de inculcar en las mentes humanas que lo que ellos han elaborado durante los pasados siglos es totalmente correcto. Ese proceder solo refleja una realidad, y esa realidad es que no buscamos la verdad sino la protección de nuestros intereses y de nuestras creencias. La humanidad ya no es la humanidad inocente de décadas pasadas y su conciencia está a la vanguardia de la búsqueda de la verdad.