Por JCCRojas

© JCCRojas 2012

Por suprimir entendemos, esconder, ocultar, negar, la realidad de asuntos y/o objetos que existen y que pueden ser corroborados. Todo lo que conocemos es por que forma parte de lo  establecido, es decir, el Establecimiento. ¿Pero que tal de aquellas cosas que existen y sin embargo son negados por el Establecimiento? En este escrito presentaré una serie de data que es desconocida. El modo de operar ha sido precisamente utilizar el encubrimiento para proteger ciertos intereses. Entremos de lleno y analicemos la veracidad de estos reclamos.

En 1966 la arqueóloga Virginia Steen McIntyre formaba parte del equipo U.S. Geological Survey. La Fundación Nacional de Ciencia (National Science Fundation) financió su investigación. Su equipo encontró herramientas hechas de piedra relacionadas al Cro-Magnon europeo. Pero había un problema. El lugar donde se realizó estas excavaciones fue en Hueyatlaco Méjico. El descubrimiento representó un gran reto que derrumbaba los cimientos establecidos. ¿Qué hacía el Cro-Magnon en Méjico? Como es de suponer, el establecimiento científico no podía permitir que estos y otros detalles salieran a la luz pública pues contradice totalmente los parámetros establecidos sobre la cronología de la pre-existencia humana en esta región del planeta. El equipo utilizó cuatro métodos aceptados por el Establecimiento incluyendo el método de uranio. ¡Todos indicaron que la edad del lugar excavado tenía una edad próxima de 250,000-350,000 años! Este descubrimiento tiró por el suelo lo que el Establecimiento ha presentado como una “realidad.” Según lo establecido el Cro-Magnon existió en Europa pero no en Centro América. Sin embargo aquí tenían las evidencias que demostraban todo lo contrario. ¿Qué cree usted que sucedió con este descubrimiento? En la excavación se encontraron huesos partidos del ya desaparecido rinoceronte prehistórico el Woolly Rhinoceros. http://en.wikipedia.org/wiki/Woolly_rhinoceros

 Cuando se suministró públicamente las fechas, a pesar de que se trataba de una excavación dirigida por EEUU el gobierno mejicano se envolvió en el asunto. Envió su ejército y cerraron el lugar de la excavación. Tomaron los restos de los animales y los huesos humanos y confiscaron todas la pruebas. Años más tarde se decidió no aprobar ninguna excavación en el lugar mencionado. El director de Arqueología de Méjico también se aseguró que el equipo estadounidense no tuviese acceso al mismo. Le enfatizó al embajador de EEUU que ninguna excavación se realizaría a menos que se cambiara la fecha del lugar excavado en Hueyatlaco que tenía una fecha cercana a 350,000 años de antigüedad. Otro prominente arqueólogo, el Dr. Leakey ha encontrado un lugar sumamente antiguo en California el cual ha llamado Calico. El Lugar registra ser de tiempos de antaño y ha encontrado ciertas correlaciones entre el descubrimiento de la excavación realizada en Hueyatlaco, Méjico.

En Noviembre de 1928 la Fundación Rockefeller financió la investigación del paleontólogo canadiense Davidson Black para que investigara a fondo la región de Zhoukoudian en China. No se trataba solo de una prominente investigación arqueológica. Se trataba de algo de mayor importancia con matices clandestinos. Tanto la investigación como la arqueología formaban parte de un proyecto mayor. El gran proyecto tenía como meta conocer asuntos biológicos sobre los descubrimientos de esa localidad. La Fundación Rockefeller le concedió a Davidson la suma de $80,000 dólares por haber descubierto en esa zona la quijada, dientes, y un cráneo humano de una época ancestral que nuevamente destruye lo planteado por el Establecimiento.

Las más recientes investigaciones sobre la gran Esfinge de Egipto datan la misma de una edad mucho más antigua de lo que el establecimiento (egiptología) ha fechado. Los investigadores reconocen que para cerca del 10,000 a.c. la zona del Sahara no era desértica. Las investigaciones prueban que la erosión de la Esfinge se debe a enormes precipitaciones de agua y no a condiciones del clima seco como se ha establecido. Estas investigaciones datan que la Esfinge fue construida hace cerca de 8,000-10,000 años y algunos expertos van aún más lejos. El problema para el Establecimiento es enorme pues para esa fecha las dinastías egipcias no existían. Esto también tira por el suelo la presunción establecida de que la civilización humana fue el producto de una evolución lenta y consistente. Los cráteres encontrados en Arizona y California demuestran que nuestro planeta ha sido impactado en varias ocasiones. El tamaño de estos cráteres no deja duda alguna que toda forma de vida vegetal, animal, y humana fueron interrumpidas en varias ocasiones por motivos catastróficos. En los pasados siglos la Ciencia estableció el dogma del uniformitarismo. Dogma que establece que nuestro sistema solar junto a los planetas y la Tierra nunca pasaron por situaciones catastróficas sino que todo ha evolucionado de forma uniforme. Desde luego que la Ciencia de  hoy está cambiando su postura a favor del catastrofismo que plantea todo lo contrario. El catastrofismo establece con pruebas fidedignas que nuestro sistema solar, los planetas, y la Tierra se han visto en situaciones muy comprometedoras al pasar por una serie de enormes catástrofes.

En unas cuevas de Francia se encontraron huesos humanos junto a otros huesos de animales prehistóricos. Nada tiene explicación excepto que grandes corrientes de aguas arrastró a todos estos animales junto a la vida humana hacia esa región de grandes abismos; pues el agua prosigue su trayectoria cuesta bajo hacia donde la gravedad la dirija. Más sorprendente es el hecho que se han encontrado animales helados con hierba en su interior. Esto refleja que algo de enormes proporciones ocurrió. No le permitió a los animales escapar pues al momento de producirse estos eventos los mismos se encontraban comiendo. Indicativo de que se trató de un evento que llegó con suma rapidez incapacitando a estos animales para que consiguieran una vía escapatoria.

En 1990 se descubrió el cráter de un gran impacto en Chicxulub Méjico, en la península del Yucatán. La Ciencia comienza aceptar la realidad sobre el equilibrio puntuado. Estipula que toda forma de vida cambia su estructura debido a enormes cambios. El megalítico de Nabta alineado astronómicamente encontrado en el desierto de Nubia al sur del Sahara tiene una fecha cercana a 4,500 a.c. La nueva fecha para la antigua ciudad de Jericó es aproximadamente unos 8,300 a.c. Recordemos que de acuerdo a los cronistas creacionistas esto es imposible pues para ellos la civilización sumeria es la más antigua y ellos la datan cerca del 5,000 a.c. Sin embargo, esto está empezando a cambiar pues dentro del propio establecimiento cronista encontramos expertos que datan que la civilización sumeria tiene una antigüedad de 8,000 a.c. Desde luego estas fechas se dan dentro de un marco interno y tomará años para que se publique oficialmente. La antigua ciudad de Aatal Hayak en Anatolia, hoy día Turquía podría ser reconocida en el nuevo ámbito interno del Establecimiento con una fecha próxima a 8,300 a.c.  Las “pinturas” descubiertas en las cuevas de Lascaux en Francia tienen una fecha cercana a 15,000 a.c. Todo esto demuestra que el ser humano ha tenido conocimientos astronómicos, civilizados, matemáticos, y arquitectónicos desde antes de 4,000 años antes de Cristo; fecha que dan los creacionistas y los cronistas bíblicos como el comienzo de la civilización.

En el 1993 se descubrió el cometa P/Shoemaker-Levy 9. Su observación de “impacto” con el planeta Júpiter obligó a la Ciencia a reconocer que en nuestros tiempos modernos los cometas aún colisionan con los planetas (catastrofismo). Una gran cantidad de científicos reconocen que la Tierra pasó por la catástrofe de un gran impacto cerca del 8,000-10,000 antes de Cristo. Fecha en que reaparece nuevamente el ser humano como un ente “semi-primitivo” que dejó su huella histórica en pinturas, megalíticos, arquitectura, monumentos, y otras series de evidencias. Más aún algunos expertos hablan de un gran diluvio muy cercano a estas fechas, mientras que otros mencionan que el “tercer desplazamiento” del eje terrestre ocurrió cerca de esta fecha. Fecha que coincide con las diferentes narraciones de la destrucción sobre Atlantis y las narraciones sobre el diluvio.

Platón no fue el único que habló sobre la realidad de Atlantis. 125 años antes de su nacimiento en el festival de Panathenea las damas vestía algo parecido a “una falda” con símbolos que conmemoraba la diosa de Atenas. Algunos símbolos representaba la victoria que su diosa tuvo sobre los habitantes de Atlantis. Recordemos que este festival se celebraba 125 años antes del nacimiento de Platón. Dionicio de Mileto escribió Viaje A Atlantis, 150 años antes del nacimiento de Platón. Elianus escritor del 2do siglo de nuestra era escribió Historia Naturalis. Narra que los reinantes de Atlantis vestían de una manera peculiar para demostrar que eran descendientes de Poseidón. Otro escritor y filósofo de renombre da credibilidad a dicho reclamo. Se trata de Proklos. En su búsqueda sobre la realidad de la existencia de Atlantis, uno de los seguidores de Platón Krantor visitó el templo egipcio de Neith en Sais cerca del año 260 a.c. Se proclama que descubrió tabletas que contenían narraciones sobre Atlantis. Krantor era un escolástico prominente de la gran biblioteca de Alejandría. El jefe de los cronistas del imperio romano, Strabo también testificó sobre textos antiguos traídos de la gran biblioteca de Alejandría donde aparecían narraciones completas sobre Atlantis. Con la destrucción de la gran biblioteca de Alejandría y la posterior revolución cristiana todos estos documentos y narraciones fueron destruidos como un patrón de lucha “anti-pagana.” Literalmente se perdieron millones de manuscritos, y otros fragmentos que narraban episodios sobre civilizaciones antiguas. Una de las razones para tal destrucción se debe a que dichas pruebas contradecían el postulado que Dios creó al hombre cerca de 4,000-5,000 años antes de Cristo.

Otro historiador romano, Marcelinus (330-395 d.c.) narra que los escolásticos de la gran biblioteca de Alejandría poseían conocimientos sobre una gran convulsión geológica que tuvo lugar más allá de las costas de Europa en el Mar Atlántico y que en dicho lugar se encontraba una gran isla que fue tragada por sus aguas. El historiógrafo Theopompus tomó en serio las antiguas narraciones sobre Atlantis al igual que el naturalista Pliny el anciano. El gran biógrafo griego Plutarco escribió en la reconocida Vida De Solón que el legislador griego tomó el asunto de Atlantis como un hecho verídico pues los sabios egipcios le suministraron historias y relatos sobre la realidad de la existencia de Atlantis. ¿Quién le narró a Solón la veracidad sobre la historia de Atlantis? Sonchis (Suchos) una figura histórica conocido en las tierras del Nilo como Sebek. Krantor sostuvo que la historia sobre Atlantis estaba escrita en tabletas montadas en una de las columnas del templo. El manuscrito incompleto de Solón pasó a su hermano Dropides, bisabuelo de Critias.

Personajes De Renombre Reconocen Que Atlantis Fue Una Isla Real

Olof Rudbeck (1630-1702) uno de los científicos más prominentes de Suecia y profesor de medicina. Después de una ardua y extensa investigación desde 1651-1698 concluyó que Atlantis no era ficción sino una historia real y fue la civilización más grande de la pre-historia. Rudolf Steiner nacido en Austria, científico de universidad, artista, y editor. También enfatizó que Atlantis fue real y su hundimiento ocurrió cerca de 7,227 a.c. James Lewis Thomas Chalmers Spence, nacido en Escocia el 25 de Noviembre de 1874. Fue miembro del Instituto Real de Antropología de Gran Bretaña y de Irlanda. Electo vicepresidente de la Sociedad Folklórica y Antropológica de Escocia. Publicó más de 40 libros. Tomó la postura que Atlantis fue una tierra real y su civilización extremadamente avanzada. Edgerton Sykes miembro de la Real Sociedad Geográfica e ingeniero, también concluyó que Atlantis fue una isla real. En 1665 el jesuita Athenasius Kircher copió de fuentes más antiguas un mapa que mostraba Atlantis entre las aguas de África y el continente América. El mapa tenía el Norte apuntando hacia abajo pues los cartógrafos tenían esta práctica. Reconocían que las aguas de los ríos provenían de las tierras altas de África. El mapa Piri Ri fechado para el 1513 copiado de fuentes más antiguas muestra que una civilización de la era glacial poseía gran conocimiento pues incluía las costas de Antártica antes de ser invadidas por la nieve y el hielo.

El Fraude Del Hombre Java

Los evolucionistas o darwinistas se amparan en que ellos forman parte del establecimiento científico lo cual es una realidad. Recordemos que la Ciencia reclama que solo se ampara en circunstancias empíricas donde puede demostrar la veracidad de sus reclamos o dogmas científicos establecidos. Tomemos como ejemplo el gran fraude perpetrado por los darwinistas. La Ciencia posee un claro conocimiento sobre esta realidad y sin embargo aún así continúa impulsando la falacia del hombre de Java, mejor conocido científicamente como pithecanthropus o Homo erectus. El antropólogo Eugenio Dubois encontró en Indonesia el fémur (hueso del muslo) de un hombre y el casquete o cráneo de un mono separados por una distancia de 40 a 50 pies. Esto ocurrió en el año 1891. ¿Qué cree usted que él hizo? Eugenio Dubois juntó ambos huesos y así creó el famoso hombre de Java. En palabras sencillas, tomó el muslo de un humano y el casquete de un mono y los presentó como si fueran partes de un mismo esqueleto. De esta manera “probó” que había un enlace perdido entre el hombre y el mono; pues según los darwinistas el hombre descendió del mono. Este dogma que se fundamenta en un montaje es el eje principal y aceptado de la Ciencia sobre que el hombre realmente provino del mono. Sin embargo muchos expertos reconocen que ambos huesos no están relacionados. Antes de su muerte el propio Eugenio Dubois dijo que el casquete pertenecía a un mono grande y el muslo a un hombre. Sin embargo hasta el día de hoy el Establecimiento Científico persiste en presentar que el hombre es un descendiente del mono utilizando como catapulta un fraude. La Ciencia posee conocimiento que se trata de un montaje y aún así continúa orquestando uno de los mayores fraudes pues hasta el 1984 en el Museo de Historia Natural de New York se mostraba una composición del esqueleto del “hombre Java” o mejor conocido como Homo erectus. Pero los darwinistas no se detuvieron y en su persistencia por probar que el hombre descendía del mono crearon otro fraude. En esta ocasión se trataba de uno mejor elaborado.

En 1910 en Sussex Inglaterra se “descubrió” otro supuesto enlace entre el hombre y el mono. Se trata del “Piltdown Man.” http://en.wikipedia.org/wiki/Piltdown_Man El fraude fue perpetrado por “zelotes darwinistas,” nombre personal que les doy. En su ansioso deseo por probar que el hombre descendió del mono crearon este montaje para convencer a la humanidad que su dogma científico artificial era verídico. El darwinismo está descendiendo a las profundidades del abismo pues no puede probar que el hombre descendió del mono. Contrario a lo que el darwinismo profesa, no existe un enlace perdido sino cientos y cientos de enlaces. Punto final, el hombre no descendió del mono sino que ha tenido una antiquísima existencia por medio de diferentes civilizaciones que existieron desde tiempos de antaño. Hemos perdido el enlace a esa realidad sencillamente por que a lo largo de la historia hemos perdido literalmente millones de manuscritos, relatos, artefactos avanzados que fueron destruidos en revoluciones hechas para desaparecer del mapa la existencia de civilizaciones pre-antediluvianas. Los descubrimientos recientes  derrumban la noción del Establecimiento de que el hombre fue avanzando en grados evolutivos progresivos uniformitarismo. La Ciencia está aceptando la realidad que toda la vida en nuestro planeta ha sido interrumpida en varios ciclos de su historia por situaciones catastróficas catastrofismo. Esto es una realidad que encontramos en manuscritos antiguos, narraciones antiguas y hoy se puede demostrar de manera empírica por medio de pruebas reales como lo es la existencia de enormes cráteres que se encuentran en diferentes partes del planeta. Continuemos nuestro camino de avance hacia la búsqueda del conocimiento de nuestra pre-historia y de nuestra existencia pre-histórica pues solo así podremos llegar a un futuro prometedor.