Por JCCRojas © JCCRojas 2012

El WatchTower nunca ha revelado los nombres de las personas que tradujeron su versión de la Biblia, las Sagradas Escrituras del Nuevo Mundo. La razón es obvia, ninguno era experto del Hebreo Antiguo ni del Griego Antiguo Koiné. No poseían un dominio de los idiomas bíblicos. Veamos quienes fueron estas personas.

Fred Franz. Solo tuvo 21 horas de semestres en Griego Koiné. O dicho de otro modo, un neófito, aprendiz.
Nathan Knorr. No tenía entrenamiento alguno en los idiomas bíblicos (Hebreo Antiguo ni Griego Koiné).
Karl Klein. Tampoco tuvo entrenamiento en Hebreo Antiguo ni Griego Koiné.
Milton Henschel. Tampoco tuvo disciplina en estudios de Hebreo Antiguo ni Griego Koiné.
George Gangas. No tuvo entrenamiento, entiéndase estudios académicos en Hebreo Antiguo ni el Griego Antiguo Koiné. Conocía el griego moderno, el Griego Antiguo Koiné es MUY DISTINTO.
Albert Schroeder. Estudió ingeniería mecánica y no terminó. No tuvo cursos de Hebreo Antiguo ni del Griego Koiné.

Los demás integrantes del Comité de traducción de las Sagradas Escrituras del Nuevo Mundo (Biblia de los Testigos de Jehová) solo eran ayudantes. Observe que los encargados de la traducción no eran expertos ni del Hebreo Antiguo ni del Griego Koiné. Ninguno cursó estudios competentes para conocer de fondo las reglas del Griego Antiguo Koiné. El Koiné es un idioma desaparecido y se requiere muchos meses, incluso años de estudio para entenderlo y sin embargo aquí tenemos a uno de los traductores del WatchTower que solo era un principiante del Koiné por lo que queda marcado que no era un experto sino un simple neófito que nunca llegó a comprender la profundidad del Koiné en su plenitud. Esa es la razón por la que el WatchTower nunca ha revelado quienes participaron en la traducción de su Biblia. Sin embargo utilizan su herramienta conocida (estrategia de guerra teocrática) que no es otra cosa que mentir.

El WatchTower explica en su apertura de la Traducción de las Sagradas Escrituras del Nuevo Mundo que la razón por la que no revelan los nombres de las peronas que tradujeron su Biblia es por que ellos no deseaban glorificarse pues el propósito era glorificar a Dios. Esto es un clásico ejemplo de la manera que el WatchTower utiliza la mentira como recurso por medio de lo que llaman “estrategia de guerra teocrática.” La verdadera razón por la que el WatchTower nunca ha revelado los nombres de las personas que tradujeron su Biblia es sencilla. Al exponer sus nombres el WatchTower está convencida (y con razón) que los verdaderos conocedores del Griego Antiguo Koiné y expertos del Hebreo Antiguo realizarían una investigación para determinar el grado de escolaridad, o sea, el dominio y conocimiento del que disponía sus traductores. Por cuanto ninguno de ellos poseía un conocimiento abarcador sobre el Hebreo Antiguo ni del Griego Koiné; el WatchTower conocía que estaba en aguas frágiles e incompetentes. Esa es la verdadera razón por la que los Testigos nunca han revelado los nombres de las personas que formaron su comité de traducción. Se trataba de personas sin conocimientos abarcadores sobre el Hebreo y el Griego Koiné.

¿Qué hizo entonces el WatchTower? Para aparentar que muchos escolásticos (expertos del Hebreo Antiguo y del Griego Koiné) daban un respaldo a su traducción fraudulenta; el WatchTower tomó la mala costumbre de citar a los grandes conocedores escolásticos para aparentar que éstos apoyaban su traducción. Otro ejemplo del engaño del WatchTower.

En el siguiente video vemos a uno de los doctores y expertos del Griego Antiguo Koiné. Se trata del doctor Juliuos Mantey una autoridad en la materia. El WatchTower lo cita para crear la impresión que el doctor Mantey apoya la traducción de las Sagradas Escrituras del Nuevo Mundo. (La Biblia de los Testigos de Jehová). En el video el doctor Mantey expresa: “nunca he encontrado una traducción que se aleja tanto de lo que las escrituras realmente enseñan como los libros publicados por los testigos de Jehová.” [Cita directa del doctor Mantey]

El doctor Mantey ha desmentido lo que el WatchTower ha insinuado. Ya que ellos citan al doctor como fuente autoritaria de los idiomas bíblicos para crear la impresión que los grandes doctores apoyan su traducción, la realidad es que sucede todo lo contrario. El doctor Mantey los ha desmentido y declara que dicha traducción se aleja de lo que las escrituras realmente enseñan. En palabras sencillas, estamos hablando de fraudes y falsificaciones. Esto es un claro ejemplo de la manera en la que el WatchTower engaña a los Testigos de Jehová. Por cuanto no poseen conocimiento alguno sobre los idiomas bíblicos como lo es el Griego Antiguo Koiné caen en la trampa de sus oficinas centrales.

En este video el doctor Mantey ya fallecido va aún más lejos y explica; “Es deceptivo por que ellos deliberadamente cambian palabras en los pasajes de las escrituras para que se acomode a sus doctrinas.” [Cita del doctor Mantey en video suministrado con este escrito].
Así que ahí tenemos la evidencia más contundente de uno de los grandes doctores que el WatchTower cita para crear la impresión que éstos expertos del Hebreo y del Koiné apoyan su traducción. Por el contrario, Mantey declara firmemente que dicha traducción es deceptiva. ¿Qué es deceptiva? Un engaño.

A lo largo de los 12 años de la Revolución Intelectual, he escrito una serie de artículos sobre el Griego Antiguo Koiné dado el caso que conozco dicho idioma a cabalidad. Hasta la fecha de hoy, ningún escolástico o conocedor en la materia del mismo ha podido desmentir de manera escolástica lo que presento en los mismos. Honestamente me causa risa cuando veo que personas que no conocen el Griego Antiguo Koiné entran en estos temas y pretenden enseñar a este servidor que conozco a cabalidad el idioma. Es un atrevimiento de ignorancia. ¿Cómo puede una persona que carece de conocimiento del inglés debatir y estipular que lo que usted traduce en ese idioma es incorrecto si tal persona no tiene la más remota idea de lo que es el inglés? Este es precisamente el caso de los Testigos de Jehová cuando entran en el tema de la traducción de la Biblia. No conocen el Griego Antiguo Koiné, una lengua muerta que muy pocos habitantes del planeta conocen. Ellos ni siquiera pueden traducir una oración sencilla al español, tampoco conocen el significado de las palabras griegas y mucho menos conocen el alfabeto. Sin embargo, estas son las personas que pretenden convercerlo a usted que ellos disponen de grandes conocimientos. Pobres Testigos de Jehová son víctimas del engaño de sus oficinas centrales el WatchTower Bible And Track Society. ¿Porqué será que hasta el día de hoy ni siquiera los jesuitas han podido desmentir de manera escolástica lo que hemos presentado sobre las manipulaciones de la traducción de la Biblia? Conocen que tratan con un conocedor del Griego Antiguo Koiné.

Otros Videos