Por JCCRojas

© 2011 Todos Los Derechos Reservados

Durante muchos años personas de diferentes países han sido testigos de Objetos Voladores No Identificados (OVNIS-UFO’s). Existen los nuestros y aquellos que no son nuestros. No debemos olvidar que cuando una tecnología atmosférica-espacial se presenta al ojo público, esa tecnología ya se ha diseñado y probado en los prados internos. ¿Bajo cuales mecanismos? Bajo los proyectos negros. Estos proyectos disponen de unos fondos y niveles supra constitucionales que no disponen de la aprobación de un gobierno público. ¿Inconstitucional? La gran mayoría de los funcionarios de gobierno desconocen cuando y dónde se desarrollan estos proyectos negros. Desconocen cuando desarrollan su tecnología y cuando se realizan sus vuelos de prueba. Hace cerca de una década en una de mis pasadas revistas Conciencia Celeste escribí que existía un proyecto negro que en términos militares se denomina TR-3B. Debemos recordar que el año 2002 aún no había llegado y la noticia aún no había llegado a los círculos noticiosos. En el momento en que se escribió la noticia muchos dudaron de la informática.

Una conducta que no ayuda en lo absoluto es; “si no veo, no creo.” Como de costumbre, el tiempo me ha dado la razón. Desde el año 2006 ha “explotado” una gamma de información referente al TR-3B y hoy los estudiosos no ponen en duda su existencia. A diferencia del TR-3B existe otro protocolo (prototipo) de nave triangular fabricada por nosotros (la humanidad) capaz de mantenerse estática sobre el aire. Dispone de un sistema de propulsión innovador (no tradicional) de tecnología plasma iónica magnética. Muchos desconocen que cuando se lanza un proyecto negro, de forma simultanea se lanza su “contraparte.” En realidad se trata de dos proyectos negros que compiten el uno con el otro. Si existe el TR-3B, debido al formato en el que opera el gobierno interno, debe existir la contraparte de ese proyecto negro. Debe existir otra nave protocolar. Una nave de la que el público jamás ha escuchado en los medios. La contraparte del protocolo del TR-3B, es otra nave secreta que posee la facultad para desplazarse hacia el Espacio Exterior por si sola. Se desplaza a una velocidad mayor a Mach 20 que es el límite de la nueva nave triangular de DARPA. Ese nuevo modelo aún no ha salido por los medios públicos, y no saldrá al ojo público durante unos cuantos años. El protocolo posee la facultad para viajar y llegar al planeta Marte por medio de la retroalimentación en un lugar “desconocido” en el Espacio cercano a la Tierra. ¿Hemos llegado a Marte por medio de una nave secreta tripulada que se oculta bajo la contraparte de otro proyecto negro? La respuesta a esta pregunta es afirmativa. De la misma manera que las nuevas tecnologías que se desarrollan en los proyectos negros no existen; de esa misma manera no existe la contraparte del TR-3B ni su lugar de retroalimentación en el Espacio Exterior. No existe pruebas y no existe evidencia. En conclusión, no existe tal vehículo. Nuestro mundo es una paradoja. ¿No cree usted?

DARPA -Defense Advanced Research Projects Agency

Nave Triangular HiperEspacial

http://www.darpa.mil/