Escrito Publicado En 2001 Bajo Nuestro Pasado Web Megatrones.com

Por JCCRojas-Megatrón

Republicado En 2011 Por JCCRojas-Megatrón

© JCCRojas 2011 Todos Los Derechos Reservados

Se fuéramos a buscar vida física basada en el bióxido de carbono; ¿Cuales serían los lugares adecuados para buscar en el Universo? Las estrellas adecuadas para la búsqueda de vida tal y como la conocemos serían las estrellas amarillas. Las estrellas amarillas de clase espectral G tienen un ciclo de vida estable por un espacio de 10 a 11 billones de años. Nuestra estrella el Sol es una estrella amarilla de categoría espectral G-2. Actualmente nuestro Sol tiene aproximadamente 5 billones de años, si la información astronómica es correcta.

Le restan 6 billones de años para que luego se transforme en una estrella roja gigantesca. Antes de que llegue este ciclo nuestra estrella se calentará de forma paulatina con el transcurrir de los milenios. Actualmente el Sol se encuentra en una etapa de expansión. Como resultado, esto genera una alta concentración de tormentas magnéticas y dan como surgimiento bombardeos de partículas de protones que impactan las distintas capas de nuestra atmósfera planetaria.

Las estrellas de clase espectral F-4 tienen un ciclo estable de aproximadamente 3.5 billones de años. Este tipo de estrella se descarta para la vida orgánica tal y como la conocemos en la actualidad. Otra razón por la que estas estrellas son erradicadas para el estudio de vida avanzada es por su ciclo de rotación. Las estrellas de categoría F0-F4 tienen una rotación sumamente rápida comparadas con las estrellas amarillas de clase espectral G.

Aparentemente los estudios realizados reflejan que la rápida rotación de las estrellas se debe a la falta de múltiples planetas. Al parecer una estrella que tenga una rotación lenta tiene más probabilidades de tener planetas que orbiten alrededor de ella. La teoría establece que los planetas le “roban” a las estrellas su velocidad de rotación. Las estrellas de categoría F no son las más favorables para buscar vida avanzada e inteligente.

¿Qué tal de las estrellas de clase espectral K y M? ¿Caen dentro de las posibilidades de vida basada en los principios de bióxido de carbono? No. Hagamos un análisis. Las estrellas de esta categoría obviamente pueden tener planetas que orbiten alrededor de ellas. Tal es el caso de la estrella Bardard, es una estrella de categoría y clase espectral M. Junto a esta estrella viaja a lo menos dos planetas gigantescos, su confirmación se encuentra aún en suspenso. En la actualidad algunos astrónomos argumentan que los planetas son más pequeños. Este es el caso del tal controversial tema sobre Hercólobus.

El sistema de estas estrellas es un peligro inminente para cualquier planeta que se encuentre cerca de unas 30 millones de millas de distancia. Estas estrellas devorarían toda forma de vida física debido a la alta consistencia de las llamas solares que emiten. El impacto de las mismas “quemaría” las capas de estos planetas ocasionando verdaderos cataclismos que eliminaría las posibilidades de vida orgánica; al menos vida que se desarrolle sobre la superficie del planeta.

El punto que debemos observar es que los planetas deben estar lo suficientemente cerca de sus respectivas estrellas para recibir el calor necesario que permita desarrollar vida. Una distancia muy cercana podría ocasionar grandes estragos. Los planetas que se encuentran a una distancia lejana no son aptos para la formación de vida orgánica debido a que sus océanos estarían congelados si es que existe agua. La atmósfera planetaria podría ser venenosa y letal para la vida, como lo es el amonio, azufre, metano, etcétera. Otro detalle que debemos observar es que los planetas que se encuentran cerca de estrellas de categoría K y M disponen de lo que se conoce en términos astronómicos como “tranque rotacional.”

¿Qué es tranque rotacional? Encontramos un claro ejemplo en la luna. El astro mantiene una misma posición en dirección hacia la estrella mientras que el lado opuesto no recibe luz y permanece en la oscuridad. Esto afectaría enormemente la vida física. El calor trasmitido de forma consistente y permanente en el lado diurno del planeta crearía enormes saturaciones de calor que quemarían la vegetación, si es que existe. El agua se evaporaría creando una atmósfera letal que afectaría toda forma de vida física tal y como la conocemos. Un ejemplo de esto son los metales pesados. Los astrónomos llaman metales pesados gases tóxicos como es el metano, azufre, amonio, y otros compuestos químicos.

En un radio de 55 años luz, partiendo desde nuestra estrella el Sol, existen aproximadamente 46 estrellas amarillas que se asemejan a nuestro Sol las cuales podrían albergar alguna forma de vida. Por esta razón las estrellas amarillas más cercanas son las que se están estudiando en la actualidad. En algún momento, en un futuro cercano se enviará un vehículo de pulsación nuclear o plasma nuclear a varias estrellas amarillas que se encuentran en nuestro vecindario. Si los planes no cambian, el primer astro en visitar será la estrella Tau Ceti que se encuentra a 12 años luz de distancia. Estrellas que se encuentran localizadas en la región de Ceti y Eridano son candidatas para la exploración espacial.

La tabla que presento muestra las 46 estrellas amarillas más cercanas de nuestro sistema solar y que se asemejan a nuestro Sol. Algunas serán visitadas en un futuro por una nave espacial que estudiará la presencia de cualquier planeta que se asemeje a la Tierra. Las posibilidades de vida física extra planetaria (exobiología) aumentan con el transcurrir de los años. Eventualmente habrá que buscar un nuevo hogar debido al crecimiento, expansión, y posibles peligros que nuestro Sol representará para nuestro planeta. Pero ese momento se encuentra en una fecha muy distante. Con el trascurrir de los siglos nuestro Sol incrementará su calor debido a su crecimiento y se convertirá en una estrella roja gigantesca. Pero esto tardará varios milenios, incluso pasarán algunos millones de años. No obstante, la búsqueda de vida avanzada e inteligente no se hace esperar al igual que la búsqueda por un nuevo hogar cósmico el cual eventualmente producirá un éxodo planetario.

Las 46 Estrellas Amarillas

En Un Radio De 55 Años Luz De Nuestro Sistema Solar

Nombre

Distancia en años luz

Magnitud visual

Luminosidad

Espectro

Tau Ceti

11.8

3.5

0.4

G8

Eridani 82

20.2

4.3

0.7

G5

Zeta Tucane

23.3

4.2

0.9

G2

Piscis 107

24.3

5.2

0.4

K1

Beta Coma Berenices

27.2

4.3

1.2

G0

Virgen 61

27.4

4.7

0.8

G6

Alfa Mensae

28.3

5.1

0.6

G5

Glieser 75

28.6

5.6

0.4

K0

Beta C. Venaticorum

29.9

4.3

1.4

G0

Chi Orión

32

4.4

1.5

G0

Piscis 54

34

5.9

0.4

K0

Zeta Retículi 1

35

5.5

0.7

G2

Zeta Retículi 2

37

5.2

0.9

G2

Glieser 86

37

6.1

0.4

K0

Mu Arae

37

5.1

0.9

G5

Glieser 67

38

5.0

1.2

G2

Glieser 668.1

40

6.3

0.4

G9

Glieser 302

41

6.0

0.6

G8

Glieser 309

41

6.4

0.4

K0

Kappa Fornacis

42

5.2

1.3

G1

Eridani 58

42

5.5

0.9

G1

Zeta Dorado

44

4.7

2.0

F8

Cancri 55

44

6.0

0.7

G8

Ursa Major 47

44

4.9

1.8

G0

Glieser 364

45

4.9

1.8

G0

Glieser 599 A

45

6.0

0.6

G6

Nu Fenices

45

5.0

1.8

F8

Gleiser 95

45

6.3

0.5

G5

Glieser 796

47

5.6

0.5

G8

Leo Menor 20

47

5.4

1.2

G4

Tauro 39

47

59

0.8

G1

Glieser 290

47

6.6

0.4

G8

Glieser 59.2

48

5.7

1.0

G2

Psi Auriga

49

5.2

1.5

G0

Glieser 722

49

5.9

0.9

G4

Glieser 788

49

5.9

0.8

G5

Nu Lupi 2

50

5.6

1.1

G2

Hércules 14

50

6.6

0.5

K1

Pi Ursa Mayor

51

5.6

1.2

G0

Phi Ceti 2

51

5.2

1.8

F8

Glieser 641

52

6.6

0.5

G8

Glieser 97.2

52

6.9

0.4

K0

Glieser 541.1

53

6.5

0.6

G8

Piscis 109

53

6.3

0.8

G4

Glieser 651

53

6.8

0.4

G8

Glieser 59

53

6.7

0.4

G8

¿Acaso no se componía nuestro Universo de solamente 9 planetas? Ya lo hemos dicho en repetidas ocasiones. Constantemente estamos envueltos en errores. Sin embargo esta era la enseñanza aceptada por el sistema de creencias humanas. No obstante, el místico ve más allá del horizonte físico. Los grandes filósofos y místicos de todas las épocas han enseñado constantemente que existen un sinnúmero de planetas que orbitan alrededor de sus respectivas estrellas. A la Astronomía le tomó siglos aprender y confirmar esta verdad. Para detalles precisos sobre la enseñanza de la existencia de planetas extra solares aconsejamos que lean el recuadro a continuación:

Misticismo Y Ciencia

En esta página se exponen las grandes enseñanzas y la sabiduría profunda de los antiguos místicos. Estas enseñanzas fueron negadas por siglos debido a que las mismas afectaban intereses políticos y eclesiásticos. Los descubrimientos de la Ciencia solo han confirmado la veracidad sobre estas enseñanzas. Quedará fuera de toda duda razonable las grandes verdades emitidas por estas Hermandades.

1) En el año 1,600 de nuestra era, el monje dominico Giordano Bruno fue quemado vivo en el Campo dei Fiori en Roma después de haber sido convicto como un hereje. En uno de sus libros escribió que el Universo estaba repleto por una infinidad de soles que contenían planetas que orbitaban alrededor de ellos. Comentó que algunos de estos planetas podrían estar poblados.

2) Cuando Alejandro el Grande conquistó “el mundo” el gran filósofo Anaxímedes le comentó que había conquistado este mundo, pero le recordó que en el Universo existían otros mundos.

3) 300 años a.c. Metrodotos enseñó que la Tierra no era el único planeta poblado.

4) 500 años a.c. ya Anaxágoras había escrito sobre la existencia de otros mundos.

5) Anaximandro (610 a 547) a.c. enseñó que la Tierra era redonda y que se movía alrededor del Sol.

6) Pitágoras enseñó que la Tierra era un globo.

7) Aristarco de Samos (310 a 230 A.C.) afirmó que la Tierra viajaba en una órbita alrededor del Sol, que la misma rotaba sobre su propio eje, y que los planetas orbitaban alrededor del  Sol.

8 ) 400 años a.c. Heráclide de Ponto afirmó que “La Tierra rotaba sobre su propio eje cada 24 horas”

9) 200 años a.c. Seleuco de Eritrea también enseñó sobre la órbita de la Tierra y su movimiento alrededor del Sol.

10) Otro gran sabio fue Demócrito, enseñó sobre la existencia de otros planetas que no se veían a simple vista.

11) Heráclito consideraba a cada estrella el centro de un sistema planetario.

12) Epicúreo (341 a 270 a.c.) afirmó que la vida no se limitaba solamente a los confines de nuestro planeta.

13) El poeta romano Cicerón (106 a 43 a.c.) creía que la esfera celestial estaba poblada por seres superiores a nosotros.

14) Hace 2,500 años Demócrito enseñó sobre la existencia del átomo cuando afirmó: “En realidad no existe otra cosa que átomos en el Espacio.”

15) El gran Paracelso descubrió el zinc y fue el primero en identificar el hidrógeno. Paracelso era considerado uno de los mejores alquimistas de la época.

16) 500 años a.c. Diógenes de Apolonia afirmó que los meteoros se mueven en el Espacio y que ocasionalmente caen sobre la Tierra.

17) La Astronomía y la Mecánica Celeste de Copérnico estaba muy cerca de la realidad. Este enseñó que los planetas viajaban alrededor del Sol y que esto se debía a ciertas leyes fundamentales.

18) Cuando Megástenes, el embajador griego para la India introdujo el tema de la astronomía en su audiencia con el rey Chandragupta Maurya en el año 302 a.c., el rey ratificó: “Nuestros brahmánicos creen que la Tierra es una esfera.” ¡Estaban en lo correcto! Recuerde que en estas épocas la creencia oficial era que la Tierra era plana.

19) El libro antiguo Surya Siddhanta contiene calculaciones precisas sobre el diámetro de la Tierra y la distancia existente entre ésta y la Luna.

20) De acuerdo a Simplicio (600 años a.c.) los antiguos egipcios guardaban record de observaciones astronómicas por espacio de 63,000 años.

21) Cicerón escribió que los archivos de Babilonia eran de 47,000 años de antigüedad dejando saber su duda al respecto.

22) Hiparco (190 a 125 a.c.) menciona que las crónicas de los asirios se remontaban a 27,000 años.

23) El gran historiador Herodoto menciona que el reinado de Osiris se remontaba aproximadamente 15,500 a.c.

24) En el papiro antiguo conocido como Código del Vaticano A-3738 se menciona que los Mayas llevaban el registro de su calendario por un espacio de 18,612 años a.c.

25) Un siglo antes de Cristo, Lucretio escribió sobre “átomos que viajan por el Espacio a grandes velocidades. Es imposible ver estos átomos debido a que son muy pequeños.”

26) Cuando los Rosacruces enseñaron que algunas de las enfermedades se debía a la presencia de pequeños organismos en el cuerpo humano los estudiosos de la época no creyeron el argumento. Estos no eran visibles debido a la pequeña composición de su naturaleza. La Ciencia rechazó tal explicación. Hoy sabemos con certeza gracias a la invención del microscopio que muchas enfermedades son el producto de la presencia de bacterias, virus, y gérmenes.

27) Leonardo da Vinci el gran ingeniero, pintor, escultor, inventor, y científico nos dejó con una multiplicidad de planos sobre máquinas. ¡Algunos de estos contenían tanques de guerras, helicópteros, incluso submarinos! Más aún, los hermanos Wright considerados los padres de la aviación reconocieron que; ¡utilizaron los planos de Leonardo Da Vinci como referencia!

28) René Descartes aportó mucho en el área de la Geometría y aplicó los principios de Álgebra a la Geometría.

29) El Vishnu Purana, libro antiguo de la India, contiene un pasaje sobre PUSHKAR, un continente con dos VARSHAS (tierras) que colindaba con MERU (Polo Norte). El continente se encontraba en un KSHIRA, “océano de leche” y las dos tierras tienen la forma de un arco. ¿De que habla la narración? PUSHKAR es América que con sus dos extensiones de tierra forman Norte y Sur América que son las dos VARSHAS. Ciertamente América apunta hacia el “océano de leche” que es el océano polar y Sur América tiene la forma de un arco. ¿Pregúntese de donde tomaron ellos este conocimiento profundo?

30) En el Samara Sutradhara de literatura sánscrita, se hace referencia sobre varios archivos interesantes. El libro contiene 230 referencias sobre construcciones de naves voladoras. No solamente se elevaban sobre los aires sino que desarrollaban grandes velocidades. Los habitantes de la India llamaban a estas naves vimanas.

31) Uno de los libros más antiguos sobre astronomía es el Surya Siddhanta. Narra sobre filósofos o científicos que tenían la capacidad de orbitar sobre la Tierra en una época muy remota. Alcanzaban una altura menor a la de la Luna pero mayor al de las nubes.

32) Los escritos antiguos sánscritos hablan sobre los NAGAS. Estos eran “dioses” a los cuales aludían como “serpes” que significa serpientes. Esta descripción no alude a su forma física sino a su inmensa sabiduría. En la antigüedad la serpiente era sinónima de sabiduría. La creencia en los Nagas era que éstos eran criaturas voladoras que provenían del cielo.

33) Ahora bien, esto está en perfecta armonía con las visiones de los profetas del Antiguo Testamento. Estos contemplaron SERAFINES en sus visiones. Por consiguiente la palabra serafín no es de origen castellano. Viene del vocablo hebreo Seraf = serpiente e In = ardiente. Serafín significa pues, seres ardientes o seres de luz. En sus visiones estos profetas veían estas criaturas sabias como seres luminosos que poseían la facultad de desplazarse por la atmósfera y viajar a grandes velocidades.

En resumen, esto prueba de manera enfática que los antiguos místicos estaban repletos de un conocimiento profundo. Pero las masas no podían asimilar estos secretos arcanos. Al no poseer una disciplina y un conocimiento profundo sobre los misterios sagrados las masas estaban propensas a rechazar estas enseñanzas. El tiempo es el mejor testigo. La Ciencia solo ha corroborado lo que los antiguos místicos han enseñado. De donde adquirían el conocimiento profundo es algo que se reserva en las hermandades. Aquellos que muestran ser impulsivos con una personalidad egoísta son erradicados para estas enseñanzas. El conocimiento es poder, y cuando el mismo cae en las manos equivocadas los resultados pueden ser desastrosos. Por esto, algunos asuntos se deben preservar bajo el mayor secretismo.

A 138 años luz de distancia se encuentra el planeta HD 38529. Es uno de los planetas extra solares que se han descubierto. El planeta se encuentra aproximadamente a unas 12 millones de millas de distancia de su respectiva estrella. La estrella es de clase espectral G muy similar a nuestra estrella el Sol. Es un planeta gigante gaseoso. Es poco probable encontrar vida física tal y como la conocemos. El planeta se encuentra a una distancia relativamente cerca de su estrella produciendo de esta manera enormes calores y recibiendo poderosas tormentas solares. No obstante el descubrimiento puso por el suelo la creencia oficial de la ciencia y de la iglesia que el Universo se componía solamente de 9 planetas.

Sin embargo la gran sorpresa para muchos fue la siguiente. De los planetas que se han descubierto, por lo menos dos son adaptables para la vida física tal y como la conocemos. Uno de estos planetas es dos veces el tamaño de la Tierra.

Contiene 18 continentes con una capacidad de oxígeno que es más de 24-28% al de la Tierra. El lugar y el planeta no se han revelado a la luz pública y permanece aún clasificado.

La Estrella Barnard

En 1916 el gran astrónomo E.E. Barnard descubrió la estrella Barnard. Es una estrella roja marrón que se encuentra a tan solamente unos 5.95 años luz de nuestro sistema solar. Esto atrajo la atención científica pues en términos astronómicos es una distancia relativamente cerca. La estrella se acerca cada vez más hacia nuestro sistema solar. Conocemos las historias “absurdas” que han surgido con respecto a uno de los supuestos planetas que orbita alrededor de esta estrella. Dicho planeta es conocido por los esoteristas como Hercólobus.

Para sorpresa de muchos, la estrella estará muy cerca de nosotros no para las siguientes décadas sino para el año 11,800 después de Cristo. Ese será el momento en que la estrella Barnard se encuentre más cerca de nuestro sistema solar según los datos de la astronomía moderna. Con el correr de los años el astrónomo Peter Van de Camp llegó a la conclusión en 1969 que la estrella estaba acompañada por lo menos de dos planetas gigantes.

Uno de estos realiza su recorrido alrededor de la estrella en aproximadamente 22-24 años mientras que al segundo acompañante le tomaba aproximadamente unos 12 años (11.5) para completar su órbita. Otros astrónomos han realizado estudios sobre la estrella Barnard pero no han detectado perturbaciones. Esto requiere que la información sea revisada pues pone en duda la existencia de los planetas que orbitan alrededor de la estrella Barnard. Algunos de estos científicos fueron Robert Harrington y Laurence Frederick. Una de las opiniones más aceptadas hoy es que si la estrella Barnard no tiene planetas del tamaño de Júpiter que orbitan a su alrededor, es muy probable que orbiten planetas más pequeños. Esta teoría es muy aceptada entre los astrónomos. Con el correr de los años nuevas maquinarias con tecnologías mejoradas serán diseñadas y es muy probable que para el 2010 la controversia sobre los planetas que orbitan alrededor de la estrella Barnard se haya resuelto. Actualmente se reclama que se han descubierto un total de 85 planetas extra solares. Enumeramos aquí algunos de los cuales han sido confirmados.

Pegasi 51 G2.3, PSR 257+12 6.2 ms, Ro 1 Canceri HR 3522, Ro Corona Borealis GOV, Tau Botis F7V, Upsilón Andrómeda F8V, 47 Ursa Mayor GOV De los 85 planetas extra solares que se han descubierto aproximadamente 35 han sido confirmados.

Beta Pictoris

La estrella Beta Pictoris es una estrella de clase espectral A5V y se encuentra aproximadamente a 58 años luz de nuestro sistema solar. La estrella está acompañada por un anillo de polvo cósmico de enorme proporción. Los estudios recientes han revelado que la estrella está acompañada por dos planetas. Su confirmación se encuentra en espera. El interés sobre este descubrimiento ha expandido el conocimiento astronómico y astrofísico sobre las distintas concentraciones de elementos existentes. Se puede deducir que cada sistema solar es único en su clase. La combinación de los gases presentes y el tipo de estrella revelan cada vez resultados espectaculares. En esta etapa de descubrimientos sobre planetas extra solares la historia de la astronomía se encuentra en un proceso de revisión debido a la nueva data suministrada.

Zeta Retículi I Y II

A 220 trillones de millas de nuestro sistema solar se encuentran un par de estrellas amarillas las cuales se asemejan en gran manera en su composición a nuestra estrella el Sol. Nos referimos a las estrellas Zeta Retículi 1 y Zeta Retículi 2. Ambas están localizadas en el hemisferio sur del plano celeste en la constelación Reticulum aproximadamente a unos 35 y 37 años luz de distancia. Ambas estrellas están separadas aproximadamente por unas 350 millones de millas. Las cifras cambian con el correr de los años debido al movimiento de traslación espacial de las estrellas. Esta distancia es 100 veces la distancia existente entre el Sol y Plutón. Ambas estrellas son altas candidatas para el estudio sobre vida extraplanetaria debido a la composición de sus gases y los elementos presentes. Es posible que dentro de los próximos 30 años se envíe una nave de pulsación nuclear o pulsación plasma iónica a estas estrellas.

La estrella CM Draconis es una estrella que aún no han descubierto planetas. Los mejores astrónomos comentan que es probable que esta estrella se encuentre acompañada de varios planetas que pudieran ser del tamaño de Júpiter y otros del tamaño de la Tierra. Dentro de los próximos años se podrá saber con certeza y se realizarán estudios que muestren mejores resultados. Esto es solo una fragmentación sobre los avances que estamos realizando como especie inteligente. La enorme proporción y la presencia de un sinnúmero de estrellas en nuestra galaxia revelan que cada hora o varias horas nuevos sistemas solares son creados en alguna parte del Universo.

Con estas cifras basadas en la realidad, estudios, investigaciones, y descubrimientos, la probabilidad sobre existencia de vida extra planetaria se fortalece ante estas pruebas. Es solo cuestión de saber buscar en los lugares adecuados. La pregunta; ¿estamos solos en el Universo? Para muchos esta pregunta ya tiene respuesta. La misma se basa en los descubrimientos de planetas extra solares. No, no estamos solos en el Universo.

Anuncios