Por JCCRojas

© JCCRojas 2011 Todos Los Derechos Reservados

Este es un extracto del escrito que formó parte de nuestro Web Megatrones.com, megatrones.net, megatrones.org. En aquel entonces titulé el escrito Los Megatrones Hablan. El escrito provocó la ira de los jesuitas y como sabrán el resto es historia. La Dinastía entabló una guerra intelectual escriturar sin cuartel y el clero terminó retirándose de la escena.

La Biblia contiene ciertas verdades que los líderes eclesiásticos no desean que ustedes conozcan. Analice con detenimiento la información que suplimos a continuación. Los escritos de la Biblia hablan sobre ciertos temas que la mayoría de las personas desconocen. Uno de los temas misteriosos trata sobre el arca del pacto.

El Arca Del Pacto

¿Cuando Moisés hablaba con Yahvé, de dónde provenía la voz que él escuchaba?

[Éxodo 25:10-22]

El pasaje bíblico trata sobre la construcción del arca de la alianza. El arca del pacto era un cofre de madera de acacia revestida en su interior y exterior por una capa de oro. En la parte superior de su superficie se encontraba el propiciatorio (tapa del arca). Sobre el propiciatorio se encontraba la figura de dos querubines cuyas alas se extendían a lo largo del cofre. El verso 22 revela una verdad que ha estado oculta por los clérigos de las distintas denominaciones del cristianismo tradicionalista impidiendo de esta manera que las masas conozcan la verdad acerca del arca del pacto de la alianza.

“y pondrás el propiciatorio (la tapa) encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo (Yahvé) te daré. Y de allí me declararé a ti, y hablaré contigo de SOBRE EL PROPICIATORIO, de entre los querubines que están SOBRE EL ARCA del testimonio…” [Biblia Casiodoro de Reina revisión 1960] Hemos seleccionado las palabras en color azul para que los lectores presten atención a las palabras y su significado gramatical. El tema principal es el arca del pacto de la alianza. Toda la temática gira sobre este tema y el lugar de dónde provenía la voz de Yahvé. La frase “Y de allí” indica la coordenada exacta del lugar de origen de la voz de Yahvé. ¡Los agentes del cristianismo tradicional le harán creer que Moisés escuchaba la voz de Jehová en su mente o que éste se revelaba desde el cielo! Verdaderamente esto es una distorsión de la realidad, el análisis de la gramática impide tal interpretación. La expresión “de allí” nos indica que la voz se escuchaba desde un lugar exacto y preciso, no un lugar abstracto como era la mente de Moisés.

Si deseamos conocer con lujo de detalle el procedimiento para la reunión en el lugar santísimo recomiendo que estudien desde el capítulo 25 de Éxodo hasta el 40.

“y hablaré contigo” Habría una comunicación directa entre Moisés y la entidad conocida como Yahvé. Esto revela una comunicación entre dos seres pensantes. ¿Pero de dónde provenía la voz de Yahvé? Esto es algo que el clero no menciona en lo absoluto cuando habla sobre el arca del pacto. “y hablaré contigo de SOBRE EL PROPICIATORIO.” El texto no expresa en lo absoluto que la voz de Jehová provenía “del cielo” como ha enseñado el clero durante tantos siglos. Se trata simplemente de una psicología para que ustedes no conozcan ciertas verdades que ellos ocultan. El contexto gramatical aclara de una vez y por todas que el punto de origen de la voz era el propiciatorio. Si el sentido común es nuestro guía, aparte del análisis y de la exégesis de la gramática, analicemos lo siguiente. Si el cielo es un lugar que se encuentra millones de millas de distancia fuera de la Tierra; ¿le parece razonable que Moisés tuviese la facultad física de escuchar una voz desde lugares tan lejanos? Para aclarar cualquier duda de que la voz de Jehová provenía directamente del arca y era literalmente audible pasemos a la parte B del verso 22. “de entre los querubines que están SOBRE EL ARCA.” [Éxodo 25:22b] Aquí más que en cualquier lugar se percibe con toda claridad el mensaje del texto. Ninguna maniobra puede escapar la realidad presentada. La clave es la palabra “entre.” Al hacer uso de esta palabra es obvio que se traza una unidad de distancia que puede ser medida y señalada. La palabra “entre” indica el lugar preciso entre varios objetos o varias personas. El tema ahora es la voz de Jehová y de dónde provenía. El punto de referencia son los dos querubines del arca. El arca era el objeto físico que se encontraba en el lugar santísimo. El sonido se oía de entre los dos querubines que estaban tallados en la tapa del arca identificando de esta manera el lugar preciso del origen de la voz. ¡Algunos clérigos le harán creer que los querubines que se refiere el texto son los querubines que moran en el cielo! Esto es una maniobra desesperada para que no conozcan la verdad que ellos ocultan por que esa verdad afecta sus dogmas creados y sus intereses. Estos individuos van tan lejos que hacen todo lo posible por infectar sus mentes dejando a las masas en la ignorancia. Es precisamente a esto a lo que nos referimos cuando decimos que; “una de las mejores armas que se puede utilizar contra las masas es la ignorancia.”

La voz provenía de entre los dos querubines que estaban tallados en el arca del pacto. La creencia de los hebreos de la época era que cada cierto tiempo Jehová descendía de las alturas y entraba en el tabernáculo (templo) específicamente en el lugar santísimo. El arca del pacto se encontraba dentro del “templo” justamente en el lugar santísimo donde emulaba la voz de Jehová. El sacerdote entraba a este lugar una vez al año y realizaba una ceremonia donde rociaba sangre, agua, e incienso. Todo esto se explica en detalle en Éxodo y Levítico. La ceremonia servía como un “vehículo de preparación” para el encuentro. Pero si existe alguna duda sobre lo que hemos revelado, suministro otro texto de la Biblia que nos informa de donde provenía la voz de Jehová.

“Y cuando entraba Moisés en el tabernáculo de reunión, para hablar con Dios, oía la voz que le hablaba de

ENCIMA del propiciatorio que estaba sobre el arca del testimonio, de ENTRE los DOS querubines, y hablaba con él.”

[Números 7:89]

Si aún existe alguna duda sobre el origen de la voz que Moisés escuchaba, este texto esclarece de una vez y por toda el debate sobre este tema. El primer punto que debemos analizar es que Moisés entraba al lugar santísimo para hablar con Dios. El texto nos dice claramente de donde provenía la voz de Jehová.

“oía la voz que le hablaba de ENCIMA del propiciatorio.” Lejos de toda duda razonable la voz era audible. Era audible con sus sentidos físicos pues señala el lugar preciso y exacto de la procedencia de la voz. La voz se generaba de entre medio de los dos querubines y éstos estaban localizados en la parte superior de la tapa (el propiciatorio) del arca de la alianza. El mismo texto nos sirve de testigo pues expresa que Moisés oía la voz de Jehová “de ENCIMA del propiciatorio.” Aquí está la prueba definitiva del origen sobre la procedencia de la voz de Jehová. Lejos de ser escuchada desde el cielo, la misma se escuchaba desde un lugar MUY CERCA, la tapa del arca. “de ENTRE los DOS querubines, y hablaba con él.” [Números 7:89] ¡Jaque mate!

“Y envió el pueblo a Silo, y trajeron de allá el arca del pacto de Jehová de los ejércitos que

MORABA ENTRE los querubines.” [1 Samuel 4:4]

Los antiguos hebreos creían que a todas partes que el arca fuese trasladada, Jehová la acompañaba como si se tratase de un genio embotellado. Esta creencia estaba fuertemente impregnada en la conciencia de los antiguos hebreos. El texto revela y expone esta realidad. Esa creencia se expresa en el texto, “Jehová MORABA ENTRE los querubines.” Nuevamente aparece la palabra que es de estorbo oara los agentes del cristianismo los cuales desean ocultar esta realidad. La gramática del texto no les permite distorsionar el texto para el encubrimiento. Denota una medida de distancia que revela la morada de Jehová. “y trajeron de allá el arca del pacto de Jehová de los ejércitos que MORABA ENTRE los querubines.” [1 Samuel 4:4]

“…para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de

Jehová de los ejércitos, que mora entre los querubines.” [2Samuel 6:2b]

El texto no necesita de mas explicación sino aquella que hemos estado revelando constantemente. Los hebreos creían que Jehová MORABA entre los dos querubines del arca del pacto. El nombre se invocaba sobre el propiciatorio por que era el lugar donde se escuchaba la voz de Jehová. Queda claro y es evidente ante los propios textos de la Biblia que la antigua religión hebrea era mística.

“Y oró Ezequías delante de Jehová diciendo; Jehová Dios de Israel, que MORAS

ENTRE los querubines, solo tú eres Dios de todos los reinos…” [2 Reyes 19:15]

Los hebreos no solamente creían que Jehová moraba literalmente entre los dos querubines del arca sino que la creencia perduró durante siglos. Siglos después el rey Ezequías expresó su preocupación ante el posible sufrimiento que experimentaría Israel. Se dirigió a Jehová su Dios y en sus propias palabras expresa y acepta la creencia de que Jehová moraba dentro del arca del pacto específicamente “entre los dos querubines.”

“para pasar de allí el arca de Jehová Dios que MORA ENTRE los querubines,

sobre la cual es invocada su nombre.” [1 Crónicas 13:6]

Continúan apareciendo textos de la Biblia que revelan que la creencia de los judíos era que Jehová moraba en el arca del pacto dando la distancia específica “ENTRE los querubines.” Los antiguos hebreos creían que Jehová se manifestaba utilizando el arca como instrumento y su teofanía ocurría cuando su nombre era invocado sobre el propiciatorio. Después de realizar esta ceremonia ocurría la teofanía que no era otra cosa que la conversión de la densificación de los átomos de alta frecuencia a la densificación de átomos de baja frecuencia, y eso lo realizaba un ángel. (Según la Biblia).

“Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el

ÁNGEL que le hablaba en el monte Sinaí.” [Hechos 7:38]

“Vosotros que recibisteis la ley por disposición de

ÁNGELES, y no la guardasteis.” [Hechos 7:53]

Según los escritos de la Biblia Moisés nunca vio al creador en su pura esencia sino su teofanía. Era una aparición que ocurría cuando se aplicaba los principios de la ceremonia descrita en los libros de Éxodo y Levítico. Otro pasaje que arroja luz sobre este particular es;

“¿Entonces para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por MEDIO DE ÁNGELES en mano de un mediador.” [Gálatas 3:19] Como dice uno de los textos bíblicos; “Nada oculto que no haya de ser manifestado.”

Jehová Dios Elohim

“Estos son los orígenes de los cielos y la Tierra cuando fueron creados, el día que

Jehová Dios hizo la Tierra y los cielos.” [Génesis 2:4]

Lo que muchos desconocen es que donde leemos “Jehová Dios” en el manuscrito hebreo aparece Elohim. Ahora bien cualquier erudito experto en el hebreo antiguo conoce que la terminología para la palabra Elohim no es Dios sino Dioses. ¿Porqué se cambió este texto? Por que en la traducción de la Biblia los eruditos tenían que acatar las órdenes impuestas por los distintos concilios y lo que imponía el Acta del rey James o de lo contrario les esperaba la condena. El Acta del Rey James estaba dirigida a los expertos del hebreo y griego antiguo y expresaba claramente que: “no se traducirá ninguna palabra que contradiga las enseñanzas actuales.”

Si el escritor hubiese deseado expresar la singularidad monoteísta de un solo Dios lo hubiese hecho pues la palabra se encuentra disponible en la gramática del antiguo hebreo. Esa palabra es Eloí. El escritor del libro de Génesis pudo haber escrito Eloí. Sin embargo rechazó tal palabra y escogió Elohim (palabra plural). Elohim denota pluralidad de personas. Por consiguiente los trinitarios utilizan este pasaje para expresar que el texto enseña la trinidad de Dios. Esto presenta dificultades por que en la época en que se escribió el texto bíblico tanto el escritor como la cultura hebrea visualizaban a Dios como una deidad singular que encabezaba una multiplicidad de deidades. Por tal razón en la época de Moisés éste prohibió el culto a otros dioses. No existe razón alguna para prohibir tal práctica si se cree en un solo Dios. La prohibición surgió precisamente por que las tribus de Israel adoraban a una multiplicidad de dioses. El problema es enorme por que expresarle a los creyentes que el texto hebreo realmente establece; “el día en que Elohim (dioses) crearon los cielos” contradice totalmente el dogma monoteísta del clero “creemos en UN SOLO DIOS.”]

En el Nuevo Comentario Bíblico (Casa Bautista De Publicaciones) edición 1989 página 81 los propios teólogos escriben y admiten:

“Los hijos de Dios puede ser traducido los hijos de LOS DIOSES. Los textos antiguos testifican de una genealogía de realeza divina; los reyes humanos eran llamados hijos de diversos dioses.” Como si esto no fuese suficiente en la Biblia de Estudio Reina Valera revisión 1960 por la editorial Caribe en la página 30 columna derecha los teólogos escriben: “Los hijos de Dios. Algunos intérpretes consideran que se trata de seres divinos o CELESTIALES.” Si son seres CELESTIALES son procedentes del Espacio Exterior pues su morada se encuentra en (celestiales) el lugar de las estrellas. Por consiguiente, si provienen del plano celeste (el lugar de las estrellas) entonces estamos hablando de extraterrestres. La admisión de los teólogos es clara por que establece que “hijos de Dios puede ser traducido los hijos de LOS DIOSES.” Por lo tanto los propios eruditos del hebreo antiguo ADMITEN que la manera en que el texto de Génesis 6:4 está escrito en las biblias es un fraude. Pero lo mas interesante viene ahora y es que en la Biblia de Estudio Reina Valera editorial Caribe en la página 30 los teólogos escriben:

“La interpretación toma en cuenta una creencia común entre los pueblos de la región acerca de una

raza de gigantes que habían nacido de la unión anti natural de seres SOBRENATURALES con mujeres.”

[Biblia de Estudio Reina Valera Editorial Caribe revisión 1960]

Lo que no explican los eruditos con precisión es que la razón por la cual los pueblos de la región creían que estos seres eran “sobrenaturales” es que creían que ellos descendían del cielo y ascendían a su morada junto a las estrellas. ¿Acaso no refleja esto que son procedentes del Espacio Exterior? Cualquier forma de vida que habite fuera de los contornos de la Tierra y descienda del Espacio es por propia definición del diccionario extraterrestre. ¿Porqué los eruditos evaden utilizar en sus comentarios de la Reina Valera la palabra extraterrestre y porqué escogen la palabra sobrenatural para referirse a estos seres que descendían del lugar de las estrellas? Por que si ellos en vez de escribir;

“La interpretación toma en cuenta una creencia común entre los pueblos de la región acerca de una raza de gigantes que habían nacido de la unión anti natural de seres SOBRENATURALES…” y en cambio escriben: “La interpretación toma en cuenta una creencia común entre los pueblos de la región acerca de una raza de gigantes que habían nacido de la unión anti natural de seres ESPACIALES…” quedaría manifestado una enseñanza que la Iglesia rechaza por ser de origen pagano que está presente prácticamente en todas las religiones antiguas. Por lo tanto, para suavizar el asunto y para que las masas no se percaten de esta realidad, los eruditos eliminan la palabra “seres celestiales” (del Espacio Exterior) y la sustituyen por la palabra mágica “seres SOBRENATURALES.”

La gramática de los textos antiguos presenta enormes problemas teológicos para los intereses doctrinales del catolicismo y para los fundamentalistas. Cuando penetramos en los terrenos profundos de la exégesis profesional y de la erudición analítica sobre los escritos arqueológicos de los pueblos antiguos de la región, encontramos que la creencia de los Elohim era que éstos descendían de las estrellas. ¿Le ha explicado esto el clero de esta manera clara y directa? Sabemos que la respuesta es, no.

Nefilim Y Los Hijos De Dios

“Habían gigantes en la tierra en aquellos días; y también después que se llegaron los hijos de Dios

a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde

la antigüedad fueron varones de renombres. [Génesis 6:4]

En el manuscrito hebreo la palabra que aparece en este texto para gigante es nefilim. Existe un sinnúmero de leyendas en referencia a estos gigantes. El contexto gramatical presenta dos puntos que son dignos de analizar. Estos nefilim estaban relacionados directa o indirectamente con los hijos de Dios. Observe que el texto bíblico presenta la palabra pluralista Elohim. Por lo tanto la traducción correcta es “los hijos de los dioses” y los propios teólogos lo admiten en la página 81 de su Nuevo Comentario Bíblico. Otro punto importante de analizar es ver la comparación que se hace entre la unión de los hijos de Dios y las hijas de los hombres. El texto presenta una dificultad de interpretación para los fundamentalistas. Estos interpretan que los “hijos de Dios” era la tribu de Set. Ellos continúan con su explicación y afirman que la tribu de Set era obediente a Dios. Por esta razón se les dió el título “hijos de Dios.” Según los eruditos las otras poblaciones de la tierra no eran obedientes a Dios y por consiguiente no eran “hijos de Dios.” Verdaderamente esto carece de lógica, está fuera de contexto, carece de prueba escriturar, y no tiene fundamento alguno. Tal explicación es un insulto a la inteligencia. Se trata simplemente de un acto desesperado de escapatoria y la incapacidad de lidiar sobre este tema. A los eruditos les estorba este pasaje por que es piedra de tropiezo para los dogmas de la Iglesia Histórica y Protestante. En ninguna parte de la escritura del Antiguo Testamento se le atribuye a una tribu en particular de ser los hijos de Dios. La interpretación que los eruditos ofrecen no solo carece de apoyo analítico sino que es a la vez un insulto a la inteligencia.

Otro punto digno de analizar es ver como estas personas distorsionan las realidades históricas y caen en un laberinto de enredos del cual no se pueden desenredar. El texto de Génesis 6:4 precede los escritos de los diez mandamientos. Los diez mandamientos se escribieron en una época muy posterior después del diluvio. Por lo tanto; ¿qué medida se puede utilizar para alegar que un grupo de personas vivía en “obediencia a Dios” mientras que otros vivían en desobediencia cuando no existe escrito alguno que estipule la manera en la que se ha de proceder? Que problema logístico, realista, analítico, y teológico tienen los eruditos fundamentales y los teólogos. Se han enredado en sus propias trampas y en sus explicaciones irracionales.

¿Quiénes eran entonces los hijos de Dios? ¿Si Génesis 6:4 no se refiere a una tribu en particular, entonces a quién se refiere? Si los hijos de Dios era la tribu de Set, entonces el texto puede traducirse; “Después que la tribu de Set se llegó a las hijas de los hombres…” El texto estaría expresando que los seres humanos se ligaron con otros seres humanos. Esto no es algo revelador por que es muy natural que los hombres se unan a la parte fémina de la raza humana para procrear hijos. El texto estaría expresando asuntos normales. Por lo tanto no aporta nada nuevo, no es una revelación. Pero si hay algo verdaderamente revelador es que en la época antediluviana de la cual el texto hace referencia en relación sobre los hijos de Dios es que; ¡la tribu de Set aún no existía por que era una de las doce tribus de Israel! ¡La nación de Israel aún no se había formado por que ésta surgió años después de la muerte de Abraham, Isaac, y Jacob! Los hijos de Dios tampoco eran ángeles por que Jesús establece claramente que “los ángeles ni se casan ni se dan en casamiento.” [Lucas 20:35-36, Mateo 22:30] Solo queda una explicación razonable que marcha a la par con los escritos arqueológicos de los pueblos antiguos de la región mediterránea y mesopotámica. Según estas tablas de la antigüedad los hijos de Dios eran seres provenientes del Espacio Exterior. No hay excusa para expresar que no existe pruebas ya que en las tablas arqueológicas de estos pueblos encontramos la creencia de que algunos de sus dioses eran de origen extraterrestre. Estas pruebas las encontramos en las tablas ugaríticas (tablas de Ras Shamra), tablas de Mari, tablas de Nuzi, y en las tablas de Amarna. Según los escritos de los pueblos antiguos, y según la narración de la Biblia que de hecho toma los datos de la creencia de los pueblos vecinos tal y como expresan los propios teólogos, los hijos de Dios eran seres que descendían de las estrellas. Recuerden, los propios teólogos admiten que este es el mensaje del texto cuando escriben en la Biblia de Estudio Reina Valera Editorial Caribe página 30 revisión de 1960:

“La interpretación toma en cuenta una creencia común entre los pueblos de la región acerca de una raza de gigantes que habían nacido de la unión anti natural de seres SOBRENATURALES…”

Los seres “sobrenaturales” a los que los teólogos hacen referencia son seres que los pueblos antiguos creían que descendían de las estrellas tal y como lo dejaron escrito en las tablas arqueológicas de Mari, Nuzi, Ras Shamra, y Amarna. Nuevamente hemos atrapado a los líderes del establecimiento eclesiástico creando explicaciones que desvían la realidad de las creencias de la época. Me parece que dicho comportamiento se conoce como engaño malicioso.

Análisis Científico

Un análisis exegético y cauteloso revela ciertos misterios que la religión de occidente oculta por completo. El texto hace una clara distinción entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres. Si ambos grupos se refiere a seres humanos, entonces el texto está expresando que los humanos se unieron con otros humanos. ¿Pero acaso es anormal este tipo de unión? La respuesta es no. Sabemos que es la única manera en que la raza humana primitiva se podía procrear. El texto presenta el suceso como si se tratara de un escándalo, una abominación. ¿Es un escándalo que un hombre se una con la parte femenina para procrear hijos? ¿Cuál es el escándalo? Si el texto se analiza de esa manera, la verdad es que carece de inteligencia y falta de realismo.

El análisis profundo expone el error de esta interpretación y nos presenta detalles muy interesantes desde el punto de vista científico y genético. Ahora bien, si los seres humanos se unen para procrear hijos entonces no existe razón para que surja una RAZA ENTERA de gigantes. Si se trataba de un crecimiento anormal, se podía aplicar a un individuo o varios, pero no genera toda una raza de gigantes. Es un hecho científico que cuando se mezcla dos especies distintas ocurre un cambio en la genética y en la estructura molecular de la nueva criatura. La misma obtiene ciertas propiedades de ambas especies. Los nefilim nacieron de una mezcla que se produjo entre dos especies distintas, es por eso que el texto bíblico hace la distinción entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres. Es obvio que hubo una alteración en la estructura molecular de la humanidad por la unión de dos especies distintas. Declarar que ocurrió una alteración genética al mezclar una sola especie es una muestra de ignorancia sobre realidades de la vida, la ciencia, y la genética. Proponer semejante argumento es totalmente ilógico, irracional, y es totalmente anticientífico.

La única manera en que se puede alterar una especie es unirla con otra especie. Esto crearía cambios en la genética y en la composición del DNA dando como surgimiento una especie alterada y modificada. La ciencia es ciencia y lógica demanda lógica. Esta es la evidencia científica de que algo “raro” ocurrió en la historia de la humanidad. (Observe que hemos escrito la palabra raro entre comillas). Lo que el texto presenta es que una raza del exterior (recordemos que la creencia de los Elohim era que descendían de las estrellas, aludiendo a seres del Espacio) llegaron a nuestro planeta y se unieron a la parte femenina de  la humanidad. Se alteró la composición genética y se crearon cambios en la anatomía del ser humano. ¿Existe evidencia que pruebe que cuando se cruza dos especies distintas ocurren cambios en la anatomía y en la composición orgánica? Sí, existe un sinnúmero de pruebas. Pero para mantener la simplicidad del tema escogeremos como ejemplo al trigleón. Esta es una mezcla entre un tigre y una leona. El observador inmediatamente se percata que existe algo “raro” con este animal ya que no es “natural” ver un animal con semejanzas de león y de tigre. Esta especie surgió por que se mezclaron dos especies distintas. El trigleón no surge si la unión ocurre entre una sola especie. Estos cambios ocurren por la diferencia que existe entre la sangre, la composición molecular de la célula, y el DNA de las especies, y esto encierra el campo de la ingeniería genética.

La unión entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres dio origen a un cataclismo de enormes proporciones donde se redujo la población planetaria de la humanidad debido a una gran guerra. Los “hijos de los dioses” fueron extraídos de nuestro planeta y los planes cambiaron. Es por eso que es necesario llevar a la humanidad a sus principios celestiales, pero eso mis queridos lectores es otra historia. Los que se preguntan de donde adquirimos estos conocimientos, le daremos una respuesta inmediata. En todas las religiones existen dos grupos, el de las masas, y el grupo de los iniciados. Tal y como en la religión hebrea existía dos clases para el conocimiento. Uno para las masas y otro para la clase sacerdotal.

Anuncios