“La raíz de todo mal es la ignorancia, es la degeneración del intelecto”
[JCCRojas]
Un Compendio De “Los Intelectuales”

Las personas que promueven el engaño, con sus acciones y modo de proceder se estrellan contra la pared . No hace falta que se les señalen pues con su conducta se ponen el sello de lo que auspician, el engaño y la mentira. A ver si nos entendemos. Poseo 2 computadoras avanzadas, una Quad Core con 4 procesadores y una “súper computadora” con 12 procesadores de los más potentes y avanzados en la industria actual. ¿Por qué menciono esto? Porque dudo mucho que en Puerto Rico existan muchas “súper computadoras” debido al alto costo de las mismas. Las empresas o corporaciones disponen del capital para poseer estas máquinas.

He trabajado por más de 20 años con computadoras pues mi disciplina académica en producción musical y trabajos de postproducción fílmicos están directamente relacionados con trabajos de computadoras. La foto de la supuesta “gárgola” de Guánica es una tarea que se puede realizar con cualquier programa de ediciones de fotos competentes como lo es PhotoShop y otros. El proceso envuelve el uso de diferentes capas (layers), filtros, y chromakeys, y luego se fusionan todos los efectos en UNO SOLO y se crea la foto deseada.

La foto es pues un montaje que es fácil de reproducir. Pero no debemos ir muy lejos ya que prácticamente la mayoría de las fotos que vemos en el campo de lo paranormal son en realidad montajes producidos por programas editores de fotos. Durante los pasados 10 años hemos estado catapultando la “era de la conciencia” es decir, la era intelectual, la “era del CONOCIMIENTO.”

Al parecer, las personas que fomentan estas maromas se les olvidan que en esta era intelectual tales acciones no se pasan por alto. Aquellos que actúan de esa forma se ponen el estigma en sus frentes de promover una campaña que marcha en contra de la intelectualidad, lo que supone un insulto a la inteligencia. Esas acciones podían pasar desapercibidas en el pasado; pero hoy día NO. La humanidad no puede promover una agenda que insulte la inteligencia del intelecto humano. Dentro de los prados académicos, tal acción se interpreta como una “declaración de guerra a la intelectualidad” que es amor hacia la sabiduría y hacia el conocimiento.

En un escrito anterior comenté que aquellos que aborrecen la intelectualidad, aborrecen pues el fomento de la sabiduría y del conocimiento; pues la intelectualidad catapulta el saber, el conocimiento. Como seres humanos poseemos ambas, el intelecto que es la razón y el instinto que conlleva a las propiedades místicas presentes en el ser humano. Pero cuando abandonamos una, se crea un desbalance de la naturaleza humana pues renunciamos a unas cualidades que forma parte de nuestra conciencia. 

Sendivogius, el alquimista, estuvo en lo correcto cuando afirmó:

 “Los hombres que dejan a un lado el estudio de los Misterios Sagrados solo se deshumanizan entre si. Así su religión se degenera a nociones irracionales.”
 

El principio de esta enseñanza es obvio. Cuando renunciamos al estudio (raciocinio) y tiramos por la barranca nuestra facultad de pensar, observar, analizar, y razonar; nos degeneramos como seres humanos, pues estamos renunciando a lo que poseemos por naturaleza, eso es el intelecto y la razón. No podemos amar las propiedades místicas latentes en el ser humano y rechazar el otro hemisferio del cerebro pues la conciencia fomenta ambas. El intelecto nace de la conciencia, y las propiedades místicas también nacen de la conciencia. Pero si abandonamos una de estas facultades, nos degeneramos como seres pensantes. La conclusión es obvia; necesitamos ambas. Aquellos pues que atacan la intelectualidad, solo atacan las propiedades inteligentes de las que dispone el ser humano. Tal aborrecimiento del intelecto (la intelectualidad) es pues una declaración de guerra hacia la inteligencia. En esta “era de luz” la era de CONOCIMIENTO tal acto NO SE PUEDE PASAR POR ALTO.

Nuestro honorable organismo, fomenta las propiedades latentes y presentes en el ser humano, tanto la intelectualidad como lo místico. Eso es, una fusión entre ambas propiedades del ser humano, la espiritual, y la química orgánica. Porque después de todo, si poseemos unas propiedades INVISIBLES como lo es la mente y la conciencia, que no corresponden al mundo de la materia física y orgánica, significa una sola cosa. Nuestra naturaleza como seres inteligentes, nuestra conciencia, no es de este mundo y si no somos de este mundo, el diccionario define el mismo como extra=fuera, y terrestre=del globo terráqueo. Extraterrestre=fuera del globo terráqueo. ¿Acaso no conocemos nuestra propia naturaleza y porqué nuestra conciencia NATURAL nos encamina hacia la búsqueda del Espacio? [Comida para pensar].

Anuncios