Por El Agente Megatrón © JCCRojas 2011

Todos Los Derechos Reservados

“Fuerte el contenido de la revista.” Estas fueron las palabras de un conocido Soberano Gran Comendador (grado 33 del rito escocés). La reciente presentación de la revista El León Y El Leopardo [Abril/Junio2009] ha generado una serie de inquietudes entre los miembros de varias escuelas iniciáticas y la alta cúpula de su cuerpo gobernante. Su contenido ha motivado una serie de preguntas y cuestionamientos sobre las razones por las que las órdenes iniciáticas no revelan sus conocimientos profundos. Como consecuencia, los superiores se han visto en la necesidad de realizar preparativos con el fin de explicar los motivos para semejante proceder. A pocos días de su salida, El León Y El Leopardo generó una oleada que ha motivado en muchos la búsqueda de los misterios mayores. Tal vez esto constituya el preámbulo de una señal positiva para las órdenes iniciáticas y para aquellos que se esfuerzan en buscar un conocimiento amplio y más profundo sobre el porqué estamos aquí y los verdaderos orígenes de la humanidad.

El mundo está cambiando desde todos sus ángulos. En el 2001 presentamos nuestra encomienda por medio del Internet. “¿Cuál es una de nuestras metas? Cambiar el mundo.” Desde entonces, personas de distintos sectores sociales se han movilizado y han puesto su grano de arena. Han comprendido la necesidad y la inminente urgencia de transformar el mundo. La destrucción del medio ambiente ha generado una serie de acontecimientos que ha afectado nuestra salud como especie inteligente. El materialismo rampante y la supresión social ha generado un sentir patético que ha destruido los sueños de la humanidad. Es imperativo que tomemos una nueva dirección y un nuevo enfoque.

Eso es, si deseamos vivir en un mundo mejor. Catalogada de “contenido fuerte,” lo cierto es que la revista ha desencadenado una serie de inquietudes que ha despertado en muchos un nuevo sentir hacia la búsqueda de algunas realidades desconocidas. Otros han expresado que el contenido de la revista “es un bombazo.” Su temática no constituye un “ataque en el sentido negativo de la palabra,” hacia sociedades secretas místicas ni instituciones existentes. Es una síntesis de señalamientos que presentan la urgente necesidad de elevar nuestra consciencia y de buscar una manera viable de elevar el conocimiento transcendental con el objetivo de formalizar un mundo que se acople a las necesidades reales de la nueva especie humana del siglo XXI y de futuras generaciones. ¿Porqué lo hiciste? ¿Porqué tiraste las perlas del conocimiento? Ha sido la expresión de algunos. La respuesta no es complicada. Se ha hecho con el fin de acelerar el proceso.

Anuncios