Testigos De Jehova Y Su Biblia falsificada Parte III 

Otra Bomba Teológica Contra El Watch Tower

En las escrituras del Antiguo Testamento existen textos que hablan sobre Jehová y que los escritores del Nuevo Testamento se lo adjudicaron a Cristo expresando así nuevamente la Deidad de Cristo, o dicho de otra manera; Cristo posee los mismos atributos de Jehová y es por consiguiente parte de la Deidad. El siguiente texto es otra “bomba nuclear” contra la teología del Watch Tower y nunca se recuperarán de las expresiones de este texto que presento a continuación. El Isaías 6:1 el profeta expresa: “En el año que murió el rey Uzías, yo sin embargo, conseguí ver a Jehová, sentado en un trono excelso y elevado, y sus faldas llenaban el templo. Había serafines de pie por encima de él…” El texto continúa, si el lector está interesado en comprender a plenitud la historia de Isaías, le exhorto que lea el capítulo 6 en su totalidad. La visión que Isaías tuvo fue de Jehová ya que él lo reconoce. Isaías no vio a ninguna criatura inferior a Jehová en el trono sino al mismo Jehová, es decir, a la Deidad (Dios).

Es importante que los lectores recuerden esto. Analicemos otro texto que se encuentra en el Nuevo Testamento. En Juan 12:37-42 encontramos que Jesús dirigió su palabra a un público de personas griegas que cuestionaron su divinidad. Preste mucha atención a las palabras de Juan pues está hablando sobre Jesús:

“Pero aunque había ejecutado tantas señales delante de ellos, no ponían fe en él, de modo que se cumplió la palabra de Isaías el profeta que él dijo: Jehová, ¿quién ha puesto fe en la cosa oída por nosotros? Y en cuanto al brazo de Jehová, ¿a quién ha sido revelado. La razón por la cual no podían creer es que otra vez dijo Isaías: El les ha cegado los ojos y ha hecho duro su corazón, para que no vean con los ojos y capten la idea con su corazón, y se vuelvan y yo los sane. Isaías dijo estas cosas porque VIO SU GLORIA, y habló con él. Con todo, hasta los gobernantes muchos creían en él, pero a causa de los fariseos no lo confesaban para no ser expulsados de la sinagoga.”

Desglosemos el texto. Juan señala que “aunque había ejecutado muchas señales…”

Deténgase por un momento. ¿Quién era el que ejecutaba señales de sanaciones y milagros? ¿Acaso no era Jesús? Por supuesto. Continuemos. Luego Juan señala que a pesar de tantas señales “no ponían fe en él.” Cuando el texto expresa “él” se refiere a Jesús y los Testigos están deacuerdo. Continuemos desglosando el texto. Juan prosigue y presenta la expresión de Isaías pues cita el pasaje de Isaías 6:1 para reforzar algo que más tarde presentará en su escrito. Juan expresa que algunos gentiles no podían creer. ¿En quién no creían? En Jesús. Si usted examina los textos anteriores se dará cuenta que se refieren a Jesús de modo que no existe duda sobre lo que Juan presenta. Continuemos. Juan termina este asunto y presenta la visión que Isaías tuvo sobre Jehová pues expresa: “Isaías dijo estas cosas porque VIO SU GLORIA, y habló con él.”

Aquí es donde los Testigos realizan su “trampita poco profesional.” Ellos expresarán que el texto habla sobre Jesús pero cuando llega a esta parte (la visión que Isaías tuvo de Jehová), el texto ya no habla de Cristo sino que se refiere a Jehová puesto que Cristo no posee la gloria de Jehová. Pobres Testigos, creen que pueden lavarnos el cerebro. Si el lector es bien cuidadoso observará que Juan luego expresa que “hasta los gobernantes muchos creían en él, pero a causa de los fariseos no lo confesaban para no ser expulsados de la sinagoga.” Aquí es donde a los Testigos de Jehová se les acaba la gasolina.

Para comenzar, los fariseos no condenaban a nadie que creyera en Jehová porque para ellos el Dios Supremo era Jehová pues era el Dios de su religión. Por lo tanto, ellos no acusaban a personas que creyeran en Jehová sino que por el contrario citaban las escrituras del Antiguo Testamento y dirigían cánticos a Jehová. Es obvio que el Watch Tower se ha topado con otro texto que destruye sus postulados como veremos a continuación. Juan expresa que muchos gobernantes creían en él (Jesús) pero a causa de los fariseos NO LO CONFESABAN para NO SER EXPULSADOS DE LA SINAGOGA. (Templo) Señores, para los fariseos, confesar que Jehová era su Dios no conllevaba la expulsión porque esa creencia formaba parte de su teología y estaba en concordancia con sus creencias. Pero los fariseos sí podían expulsar aquellas personas que afirmaban la divinidad de Jesús puesto que ellos no creían que Jesús era uno con Jehová. Es irracional estipular que los judíos tenían temor de ser expulsados de la sinagoga (templo) por confesar el señorío de Jehová cuando ese era un dogma ACEPTADO por los fariseos. El texto pues NO está hablando de Jehová. Juan expresa que las personas creían en él (Jesús) PERO NO LO CONFESABAN. No existía razón para tener temor de confesar el señorío de Jehová. Es obvio que cuando el texto expresa que muchos creían en él, pero a causa de los fariseos no lo confesaban para no ser expulsados de la sinagogael texto se refiere a Jesús. Juan culmina hablando sobre la persona de Cristo cuando escribe que Isaías habló sobre eso cuando VIO SU GLORIA. En todo el pasaje bíblico de Juan 12:37-42 el sustantivo de la oración es Jesús. Es decir, el tema central es Jesús. Recordemos que los fariseos intentaron en varias ocasiones asesinar a Jesús, pues él expresó; “Los deseos de su padre quieren hacer.” Jesús se refirió a que él tenía pleno conocimiento que los fariseos y saduceos querían asesinarlo por lo cual los llamó “hijos del Diablo.” ¿Recuerda el texto que analizamos en párrafos anteriores? En Juan 10:39 encontramos que los fariseos trataron de prender a Jesús, agredirle y apedrearlo para entregarlo a la justicia con el fin de que lo condenaran. Sugiero que estudien Juan 10:34-39.

Debido a que existía mucha tensión en la población, las personas temían a los fariseos porque ellos eran la autoridad eclesiástica en Israel. Por tal motivo el escritor declara en Juan 12:37-42 que muchos creían en él (en Jesús) pero NO LO CONFESABAN POR TEMOR a los fariseos. Juan continúa escribiendo y expresa que las palabras de Isaías tuvieron su cumplimiento en ese MOMENTO en que las personas creyeron en él (en Jesús). El sujeto de la oración es Jesús y no Jehová. Sin embargo, Juan expresa que la visión de Isaías, se cumplió en la persona de Cristo cuando escribe: “Isaías dijo estas cosas porque VIO SU GLORIA, y habló con él.” Y nuevamente escribe; “pero a causa de los fariseos no lo confesaban para no ser expulsados de la sinagoga.” Recuerde, los fariseos no tomaban represiones contra personas que creyeran en Jehová, pero sí tomaban represiones contra aquellos que creían en Jesús. El escritor (Juan) toma la visión de Isaías donde expresa que vio LA GLORIA DE Jehová y la incorpora en este texto del Nuevo Testamento y da por sentado que esa profecía se cumplió en la persona de Cristo. El escritor toma este texto de Isaías y lo convierte en un texto paralelo. De esa forma el escritor presenta que la gloria que Isaías vio de Jehová fue la misma gloria de Cristo puesto que él provenía de la esencia divina más exaltada que es la Deidad. Lo que confirma que las escrituras postulan nuevamente la Deidad de Cristo. Juan expresa que la gloria de Jehová que Isaías presenció siglos antes de la llegada de Cristo al mundo, se cumplió en la persona de Cristo mediante el pasaje de Juan 12:37-42 dando así por sentado que la gloria de Jehová y la de Cristo es LA MISMA.

¿Porqué Los Fariseos Intentaron Asesinar A Cristo?

Como si no fuera suficiente, aquí venimos nuevamente con otra “bomba nuclear teológica” que despedazará la teología de los Testigos de Jehová. En Juan 10:31-33 ocurre un suceso que dejará a los Testigos con la boca abierta. El texto lee: “Otra vez los judíos alzaron piedras para apedrearlo. Jesús le respondió: muchas obras excelentes les exhibí de parte del Padre. ¿por cual de esas obras me apedrean? Los judíos le contestaron: No por obra excelente te apedreamos sino, por blasfemia, sí, aunque eres hombre te haces a ti mismo un dios.”

Invitamos al lector para que lea el mismo texto en las versiones anteriores de la Biblia de los Testigos de Jehová, ediciones antes de los 80. En esas versiones la parte final del texto lee: “sí, aunque eres hombre te haces a ti mismo Dios.”

El lector notará que en la Biblia actual del Watch Tower la parte final del texto lee: “te haces a ti mismo un dios.” Pero en sus Biblias pasadas el Watch Tower lo traducía : “te haces a ti mismo Dios.” Adivinen porqué el Watch Tower cambió el texto. Si leemos “te haces a ti mismo Dios” el Watch Tower está admitiendo que el Nuevo Testamento reconoce a Cristo como Dios puesto que Cristo, según los fariseos “se hacía Dios.” Pero en las Biblias actuales cuando leemos; “te haces a ti mismo un dios” el Watch Tower aclara que Jesús nunca se hizo pasar por Dios (Dios Supremo) sino que lo que el texto afirma es que Jesús establecía que él era un dios, por supuesto un dios diferente a Jehová. Y aquí vamos de nuevo… Según los escritos del Antiguo Testamento SOLO EXISTE UN DIOS y cualquier otro dios es UN DIOS FALSO. Ya hemos analizado esto en los pasados párrafos. Pero los Testigos tienen que ser consistentes con su teología y declararán que Jesús es un dios inferior a Jehová. Si eso es cierto, puesto que Jehová ha declarado que FUERA de él NO EXISTE OTRO DIOS; ¡eso convertiría a Cristo en un dios falso! Los Testigos de Jehová se enfrentan ante otra “bomba nuclear” que destruye su teología sobre la persona de Cristo. Los lectores pueden verificar que el Watch Tower ha falsificado este texto. Solo tienen que buscar en una biblioteca bajo “rare books” (libros raros o difíciles de conseguir debido a que ya no se imprimen) busque la Biblia de los Testigos de Jehová de las pasadas ediciones (décadas de los 60’s y fechas anteriores). Busquen de igual forma la Biblia ACTUAL del Watch Tower y lea el mismo texto y compare ambos textos palabra por palabra. Los lectores verificarán que el Watch Tower ha alterado (falsificado) su propia Biblia. Cuando se traduce el texto “te haces a ti mismo Dios” en las pasadas ediciones, el Watch Tower no puede negar que Cristo se hacía IGUAL A Dios (igual a Jehová). Pero cuando ellos traducen el mismo texto en sus biblias actuales: “te haces a ti mismo un dios” el texto cambia totalmente de significado. Cuando usted introduce o elimina palabras de una oración y esa inserción CAMBIA el significado del texto, eso se conoce como falsificación. Eso es precisamente lo que el Watch Tower ha hecho con el texto de Juan 10:33. Al añadir el artículo indefinido (un) y escribir dios con letra minúscula, ellos han cambiado totalmente el significado del texto griego.

En el primer caso “te haces a ti mismo Dios” el texto estipula que Cristo reclamaba COMPLETA IGUALDAD junto al Padre (Jehová). Mientras que de la otra manera en la que ellos traducen el texto actualmente bajo “te haces a ti mismo un dios” el texto lo que estipula es que Cristo NO RECLAMABA IGUALDAD junto al Padre sino que SOLAMENTE (vean como el Watch Tower minimiza la figura de Cristo) él reclamaba que era un dios, y no Dios (Dios Supremo). Los Testigos de Jehová desconocen que las pasadas ediciones de su Biblia traduce el texto “te haces a ti mismo Dios” y cuando usted le presenta esas ediciones que el Watch Tower ya no imprime, se sorprenden enormemente porque no pueden creer que su institución religiosa a la que ellos defienden ciegamente como una institución honesta y de verdad suprima la realidad de que ellos han cambiado constantemente su versión de la Biblia y les hace creer a los Testigos que su traducción de la Biblia siempre ha sido consistente. Nada podría estar más lejos de la realidad. Cosas como estas dejan a los Testigos de Jehová pasmados y sin aliento sobre todo cuando usted prueba sus reclamos. Para los Testigos de Jehová no existe cosa peor que demostrarles que sus oficinas centrales los engañan y la reacción a esta realidad es para ellos muy dolorosa puesto que ellos están acostumbrados a ganar los debates teológicos sin problemas algunos. Claro, eso es por que no se presentan ante personas con conocimiento del dialecto griego. En mi país existe una refrán muy conocido; “te la apuntaste.” Lo que se desprende del refrán es que el Watch Tower se las apunta con aquellas personas que no tienen un conocimiento pleno de la Biblia, o en todo caso un entendimiento sobre la teología, sobre todo bajo el análisis del Griego Koiné. Pero la situación cambia cuando se enfrentan a individuos que poseen pleno conocimiento del dialecto antes mencionado.

Este es el texto de Juan 10:33 como aparece en el manuscrito Griego Koiné.

ἀπεκρίθησαν

αὐτῷ οἱ Ἰουδαῖοι,

Περὶ

καλοῦ ἔργου οὐ λιθάζοµέν σε

Respondieron le los judíos

acerca de una buena obra no apedreamos te,

ἀλλὰ

περὶ βλασφηµίας, καὶ ὅτι

σὺ

ἄνθρωπος ὢν ποιεῖς σεαυτὸν θεόν.

sino acerca de la blasfemia y porque

tú, hombre siendo haces a ti mismo

Dios.

 

La palabra para “Dios” en el dialecto koiné es

theos. Es decir, theos es la transliteración y la traducción es Dios. Puesto que en el Griego Koiné no existe el artículo indefinido (un) el mismo se añade si el contexto de la gramática lo demanda. Veamos cual era el problema entre Jesús y los judíos fariseos según este texto de Juan 10:33. Los judíos iban apedrear a Jesús puesto que él reclamó ser Dios, en griego koiné, θεόν, cuya transliteración al castellano es theos y cuya traducción es Dios. Pero el Watch Tower está empeñada en traducir “un dios” (letra minúscula) para escapar la esencia del texto. Así pues ellos presentan que Jesús no reclamó ser Dios (con mayúscula) sino que reclamó que era un dios (letra minúscula). En todo caso, si el reclamo del Watch Tower es correcto, los judíos no podían apedrear a Jesús puesto que la ley establecía (sobre el tema de Dios) que la única razón para apedrear a un individuo era si éste reclamaba ser Dios, es decir, Dios como tal, (Dios Supremo) y no un dios inferior. Esto cae bajo el código de blasfemar el nombre de Dios. Estudie Levítico 24:14-15. La ley les otorgaba a los judíos el derecho de apedrear a muerte al que blasfemase el nombre de Dios. En Juan 10:31-33 los judíos reaccionan en ira e inmediatamente toman piedras porque estaban convencidos de que ejecutaban de acuerdo a los parámetros de la ley. En todo caso, ellos no podían apedrear a Jesús si él se refería a que era un dios. Puesto que el término “un dios” no se identifica con el término Dios (Jehová) sino un dios diferente a Jehová. Si este era el caso, los judíos no podían apedrear a Jesús y mucho menos a la vista del público puesto que Jesús no reclamó ser Dios, sino un dios. Debemos recordar que en el dialecto koiné el término dios tiene diferentes connotaciones precisamente por tratarse de un dialecto. Es decir, en el Griego Koiné una palabra puede tener distintos significados depende del contexto de la gramática. Estas son las razones por las que los Testigos de Jehová caen en la trampa de sus oficinas centrales, el Watch Tower.

Es importante que conozcamos el dialecto koiné, porque una palabra puede significar una cosa en determinado lugar mientras que en otro lugar la misma palabra puede tener otro significado. Por supuesto que los Testigos de Jehová al no conocer el dialecto koiné, están ajenos, perdidos, y a la merced de los secuaces de los líderes del Watch Tower. Pondré un claro ejemplo precisamente sobre el uso de la palabra griega theos (Dios). Theos tiene sus variantes theos, theon, theou.

En el Salmo 82:6 Jehová declara; “Yo dije vosotros sois dioses.” Si estamos bien disciplinados en la teología podemos comprender claramente que Dios ha establecido que fuera de él NO HAY DIOS. En este texto Jehová declara que “vosotros sois dioses.” ¿Qué Sucede? ¿A quién se refiere? Cuando examinamos el contenido del pasaje bíblico, el texto se refiere a que Jehová denomina “dioses” a los jueces de Israel porque según la ley judía, ellos representaban las leyes de Dios. Sería ridículo traducir este texto; “Yo dije vosotros sois

Dioses.” Dicha traducción establecería que el Dios Supremo Jehová reconoce que fuera de él existen otros Dioses Supremos. Es obvio que por la creencia monoteísta de los judíos de la época, el texto tiene que traducirse; “Yo dije vosotros sois dioses.” (dioses) con letra minúscula puesto que Jehová ha establecido que fuera de él no existe otro Dios. En la traducción de una lengua muerta es esencial conocer las creencias, cultura, y las costumbres del pueblo que utilizaba dicha lengua. Por cuanto los judíos de la época eran monoteísta y dejaron por escrito sus creencias y su teología, sería una gran imbecilidad traducir este texto; “Yo dije vosotros sois Dioses.” (Dioses con letra mayúsculas).

En el pasaje de Juan 10:33 donde los judíos querían apedrear a Jesús hasta la muerte, sería una gran imbecilidad traducir el texto;

“te haces a ti mismo un dios” (dios con letra minúscula) porque entonces los judíos no podían asesinar a Jesús legalmente a pedradas. En todo caso, si ellos procedían con ese acto ilegal, serían condenados por el pueblo que atestiguó su proceder ilegal convirtiendo así a los líderes del judaísmo en criminales que podían ser condenados por la ley. Pero por el otro lado, si traducimos el texto; “te haces a ti mismo Dios” (Dios con letra mayúscula) entonces los judíos podían proceder con el apedreamiento hasta provocar la muerte de Jesús sin que se les condenara como criminales porque la ley establecía que el que blasfemare el nombre de Jehová merecía la pena de muerte por medio de piedras. En todo caso los líderes judíos solo estarían haciendo uso legal de su ley y por lo tanto podía proceder con el apedreamiento de Jesús.

Cuando se les explica esta situación a los Testigos, ellos permanecen mudos. Irán donde los “magos deficientes” del Watch Tower (sus líderes) para que le provean una escapatoria. El Watch Tower, le responderá, para que ellos luego vayan donde usted y le explique que la razón por la que los judíos intentaron apedrear a Jesús fue; ¡¡¡ porque ellos lo mal interpretaron!!! Amigos lectores, nuevamente el Watch Tower ha hecho uso de su término favorito, estrategia de guerra teocrática, mentir. En todo caso hemos probado que traducir el texto de la manera como lo traduce el Watch Tower carece de credibilidad. Dicha traducción no representa la realidad de las leyes judías ni su cultura. También demuestra que dicha traducción no es creíble y que carece de lógica cuando se le aplica un estudio profundo y detallado. Por eso el Watch Tower reacciona con ese tipo de respuesta que en vez de proveerle una escapatoria les complica más la situación. Traducir el texto de la manera en que el Watch Tower lo traduce en su Biblia

“te haces a ti mismo un dios” es un insulto a la inteligencia.

El Watch Tower cree que su respuesta ilógica e irrealista, “los judíos iban a apedrear a Jesús por que lo mal interpretaron” les va a ofrecer una escapatoria. Por el contrario, dicha respuesta comprobará cual “imbécil” es esa respuesta. Veamos las razones. Supongamos que usted va a perder su vida porque lo “están mal interpretando” o dicho de otra manera porque lo han mal entendido. Las personas toman piedras en sus manos para apedrearlo y usted sabe que lo van a asesinar y todo por un mal entendido. La pregunta es; ¿usted aclararía o no aclararía la situación? ¡Usted aclararía más rápido que ligero! Si seguimos la mentalidad del Watch Tower de que Jesús iba a perder su vida en ese momento porque los judíos lo mal interpretaron; ¿no cree usted que él hubiese aclarado la situación sobre todo sabiendo que se trataba de su vida? Según la profecía, Jesús no podía morir apedreado sino crucificado. Por lo tanto él no podía permitir que lo matasen a pedradas y todo por un “mal entendido” según el Watch Tower. Si analizamos la explicación del Watch Tower, tendríamos que concluir que Jesús era un imbécil pues no se defendió de un mal entendido. Esas son las conclusiones que se llegan cuando se analiza la traducción del texto de Juan 10:33 según la traducción de la Biblia de los Testigos de Jehová. En todo caso, si el Watch Tower está en lo correcto de que Jesús iba a perder su vida a pedradas, es lógico que Jesús se hubiese defendido de ese “mal entendido.” ¿Saben qué? En todo el incidente, en todo el pasaje bíblico Jesús no hizo el intento de aclarar nada. ¿Porqué? Porque los judíos interpretaron su previo mensaje correctamente y se lo recriminaron cuando le dicen que no lo van apedrear por sus buenas obras sino porque siendo hombre (como nosotros los fariseos)

“te haces a ti mismo Dios.” En todo caso, si Jesús estaba blasfemando con dicho reclamo, según la ley judía los fariseos podían proceder con la ejecución, apedrearlo hasta la muerte. Si su reclamo era correcto (se hacía Dios) entonces los fariseos no podían apedrearlo sin que lo reconocieran como Dios. En todo caso debían postrarse a él en señal de reverencia. Ellos no estaban dispuesto hacer eso porque no creían en su divinidad de la misma manera en la que el Watch Tower no cree en su divinidad pero alega que son los únicos que están en la verdad y que tienen la única Biblia que está traducida correctamente.

Cuando analizamos las explicaciones que el Watch Tower provee, nos damos cuenta que sus explicaciones son totalmente irracionales, ilógicas, y sobre todo, están en conflicto con lo que los textos realmente establecen. En todo caso, es mejor admitir que no se cree en la Biblia en vez de hacer el teatro de que ellos son los únicos que están en la verdad y que su Biblia es la verdadera, mientras que por otro lado falsifican su propia Biblia por que existen una infinidad de textos que destruye por completo su teología. Hemos visto que las explicaciones del Watch Tower no son consistentes, son contradictorias, y no representan la realidad de las enseñanzas de los textos bíblicos, y todo debido al afán por destruir la deidad de Cristo. Pobres Testigos de Jehová, son víctimas del engaño de sus oficinas principales, Watch Tower Bible And Track Society.

Juan 1:1 Destruye La Teología Del Watch Tower

Este es el texto de Juan 1:1 tal y como aparece en el manuscrito Griego.

Ἐν

ἀρχῇ ἦν λόγος

καὶ

λόγος ἦν πρὸς τὸν θεόν,

En principio era el Verbo

y el Verbo estaba cerca de

el Dios,

καὶ

θεὸς ἦν λόγος.

y Dios era el Verbo.

 

Pero el Watch Tower traduce el texto de una manera muy incompetente por qué de la manera en que ellos lo traducen en sus biblias, el texto está directamente en conflicto con la gramática del Griego Koiné. Veamos y analicemos las razones. Este texto habla sobre la persona de Cristo y la Deidad. (Verbo, Palabra) que en Griego Koiné es

λόγος (Logos). Habla sobre su pre-existencia desde antes de la creación. Es importante que los lectores recuerden esto ya que esta es la esencia de Juan 1:1. En sus biblias, el Watch Tower traduce el texto de la siguiente manera.

En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios.

Es permitido traducir

λόγος (Palabra). Heráclito promovió este concepto pues presentaba al Logos como la “Fuente Primaria” de energía que creó el Cosmos. Los Padres de la Iglesia (Católicos) encontraron este concepto tan profundo que lo hicieron parte de su filosofía cósmica y creadora. Pero veamos las razones por la que Juan 1:1 no se puede traducir como lo traduce el Watch Tower en su Biblia. El texto habla sobre la existencia eterna de la Deidad (Dios) y presenta la noción de que junto a él se encontraba otro Ser (el Logos) que en este texto se refiere a Cristo. Por el momento los Testigos están de acuerdo con nosotros. El texto expresa que este Logos o Palabra (Cristo) “estaba con” que en Griego Koiné se escribe ἦν πρὸς. Ahora bien, por eso es importante conocer los vocablos del Griego Koiné. En realidad, la frase ἦν πρὸς (en pros) significa en este contexto “al lado de.” Según el contexto de la gramática, junto a la Deidad (Dios Padre) había “otro Ser” (el Logos). De él se dice que “estaba al lado de.” Es obvio que la gramática habla sobre dos personas que funcionan como “una unidad.” Puesto que la gramática habla sobre Dios y luego habla sobre el Logos (Cristo) no queda la menor duda que el texto presenta dos personas divinas que forman parte de la Deidad. Sin embargo en la parte final del texto, “y el Verbo era Dios” el Watch Tower traduce; “y la Palabra era un dios.” Ahora bien, es permitido traducir “Palabra” de modo que este no es el problema. El problema radica en que ellos traducen la parte final del texto “era un dios.” Esto es una maroma para despojar a Cristo de su deidad. Es decir, el Watch Tower traduce el texto de esta manera para negar que Cristo es Dios junto al Padre. Su excusa radica en que en el Griego Koiné no existe el artículo indefinido (un, uno, unos, unas) lo cual es cierto. Pero el Watch Tower no percibe que tal traducción es un disparate, no por cuestión de creencias, sino por que está directamente en conflicto con la gramática del Griego Koiné. Veamos las razones.

En Juan 1:1 el sujeto tiene artículo mientras que el predicado no tiene artículo. Es muy importante tomar ese detalle en consideración pues de esto se desprende el significado real de la gramática. Presentaré la parte final y la transliteración real del texto. 

ἦν πρὸς τὸν θεόν,

καὶ

θεὸς ἦν λόγος.

estaba cerca de

el Dios.

y Dios era el Verbo.

 

Note que en el griego aparece

τὸν θεόν. La traducción literal es “el Dios. Los lectores deben observar que la traducción literal no dice;

“estaba cerca de Dios”

sino…

“estaba cerca de

el Dios.”

¿Porqué cerca de

el Dios? Es obvio que en español no se puede traducir de esa manera sino que se traduce “estaba con Dios.” Pero el Griego Koiné como toda lengua tiene sus reglas de gramática y es precisamente el punto que los Testigos de Jehová pasan por alto ya que ellos no poseen conocimiento alguno sobre la gramática del Griego Koiné. En el Koiné existen varias maneras de hacer hincapié o llamar la atención sobre un punto en particular. Cuando se desea expresar la idea de que hablamos de UN SOLO DIOS, que es el VERDADERO, el griego lo expresa con la frase τὸν θεόν. Significa “el Dios” lo que realmente significa es “el verdadero Dios.” Puesto que ya hemos analizado en varias ocasiones que el Antiguo Testamento expresa que SOLAMENTE Jehová es el “único Dios” significa que él es τὸν θεόν “el verdadero Dios.” (Dios Verdadero).

Si traducimos el texto “y la Palabra era

un dios” la gramática está expresando que se trata de “un dios” que NO ES JEHOVA. Eso es precisamente lo que los Testigos postulan. Declaran que la Palabra (Cristo, Verbo, Logos) es “un dios diferente” a Jehová. Por lo tanto si esa noción es correcta; ¡¡¡entonces la gramática del Koiné estaría expresando que Cristo el Mesías enviado no es τὸν θεόν (el verdadero Dios!!! Y si no es “Dios Verdadero;” ¡¡¡implicaría que Cristo es un dios falso!!! Hemos atrapado nuevamente a los Testigos de Jehová bajo el análisis de la gramática del dialecto Koiné. Si traducimos el texto como lo traduce el Watch Tower; “y la Palabra era un dios” el escritor bíblico estaría postulando un dogma que está condenado por el mismo Jehová por cuanto él ha expresado en sinnúmero de ocasiones por diferentes partes del Antiguo Testamento como hemos analizado en los párrafos anteriores que fuera de él no existe otro dios. En Isaías 45:21b Jehová declara “¿Quién ha hecho oír esto desde hace mucho tiempo? ¿No soy yo, Jehová fuera de quien no hay otro Dios, un Dios justo y un salvador, pues no hay excepción de mi?” La enseñanza es muy clara, fuera de Jehová NO EXISTE OTRO DIOS. Y si no existe otro Dios, significa que cualquier Ser que reclame ser “un dios diferente” como los Testigos enseñan en Juan 1:1 es por consiguiente un dios falso. Los “genios” del Watch Tower han caído por su propio peso. La traducción de Juan 1:1 según lo presenta el Watch Tower en su Biblia está directamente en conflicto con lo que expresa el Griego Koiné. Es a la vez muestra de una traducción incompetente y es un insulto a la inteligencia.

Analicemos lo que expresa Juan 1:1 según el Griego Koiné. La Palabra (Cristo, el Logos)

ἦν πρὸς τὸν θεόν estaba (con Dios, literalmente al lado de Dios) y Dios era la Palabra. Por cuanto solo existe un SOLO DIOS (Dios Verdadero) en griego τὸν θεόν, la Palabra (Cristo) que estaba junto a él desde antes de la creación debe formar parte de la Deidad por que de lo contrario; ¡¡¡la Palabra (Cristo) sería un dios distinto a Jehová lo que lo convierte en un dios falso!!! Le preguntamos entonces a los Testigos de Jehová; ¿usted cree que Cristo es un dios falso? Ellos no se atreverán a contestar afirmativamente por que estarían tirando por el suelo la noción de que son monoteístas. Estarían igualmente tirando por el suelo la autoridad de la Biblia, sus enseñanzas, pero peor aún es que estarían declarando que; ¡¡el Salvador del mundo (Cristo) es un dios falso!! Los Testigos de Jehová sencillamente no tienen un recurso teológico que desmienta que su teología conduce a esa ridícula noción. Nuevamente los hemos atrapado bajo el análisis de la gramática del Griego Koiné.

Anuncios