Por primera vez en la historia de los EE.UU. de Norte América, un senador afro-americano es elegido presidente. El senador Barack Obama ganó las elecciones para la presidencia de EE.UU. celebrada el 4 de noviembre de 2008. Obama obtuvo una victoria cómoda y suministró una soberana paliza gracias a los millones de ciudadanos que salieron a las urnas a ejercer el poder del voto. Los hispanos sorprendieron a muchos pues se estima que el 72-74% votó a favor de Barack Obama.

Esto representa una gran victoria sobre organizaciones clandestinas de poder que durante años han suprimido a los hispanos como es el caso de Skulls And Bones [Calaveras Y Huesos]. Los Skulls han llevado a la Casa Blanca a varios presidentes entre los que se encuentran George Bush padre e hijo y ha sido un poder antagonista para los hispanos. La victoria de Obama sobre los republicanos es una clara señal que los papeles se han invertido y todo debido al gran esfuerzo de múltiples organizaciones que se comprometieron con la causa.

La Honorable Dinastía ha sido durante mucho tiempo una entidad no-partidista. Sin embargo, debido a las grandes marginaciones sufridas por los hispanos, entendimos que había que tomar cartas en el asunto. Por lo tanto, nuestra entidad se dio a la tarea de realizar negociaciones con aquellos que se comprometieron a la lucha y a realizar cambios favorables para los hispanos. Como es de suponer, en toda negociación se espera mutua cooperación entre los negociantes. Es obvio que nuestro compromiso siempre ha sido el bienestar hispano pues la Honorable Dinastía es una entidad pro-hispana. Nuestro compromiso con los demócratas fue claro cuando establecimos; “Por esta ocasión, le vamos a dar nuestro apoyo y haremos todo lo posible para llevar a Barack Obama a la Casa Blanca.” La lucha y los sacrificios fueron fuertes y nos sentimos extremadamente agotados pero el pueblo hispano compuesto de todas las nacionalidades entendió que debía unirse bajo un mismo sentir para derrocar la fuerza antagónica que los ha mantenido marginados durante los pasados años.

La victoria de Barack Obama marca un duro golpe a la sociedad secreta de las Calaveras [Skulls And Bones] y lleva a la vez un mensaje contundente. Los hispanos han levantado su voz y se han dado a respetar. En las elecciones de término medio, aquél verano del 2007 marcó una realidad cuando algunos estudiantes de Yale University expresaron; “hay felinos entre los hispanos.” El dinero multimillonario de varias entidades clandestinas no fue suficiente para detener el empuje y la victoria final de un pueblo que en días pasados presenció la quiebra de su sistema económico. EE.UU. tiene grandes problemas económicos y se debe iniciar un proceso de reformas [revolución] para atender las necesidades de la sociedad del nuevo siglo XXI. Barack Obama tiene un gran camino por recorrer y no será fácil pero se dice que los grandes retos inspiran a los hombres con visiones y el nuevo presidente electo está comprometido en traer nuevos sistemas para romper el monopolio petrolero. La energía renovable, y “energía limpia” son conceptos que forman parte de los pilares de su plataforma de gobierno al igual que la protección de nuestro planeta pues así lo dio a reconocer en su mensaje de victoria.

Lo importante es que los ciudadanos hicieron escuchar su voz y podemos cambiar el mal rumbo de los EE.UU. Un sueño se ha convertido en una realidad, y los hispanos fueron parte de esa fuerza gigantesca que hizo historia. Nos encaminamos hacia una sociedad multicultural que supera el racismo y los prejuicios de grupos neonazis. Por supuesto que habrá resistencia por parte de estos grupos, pero el objetivo se logró y los hispanos han abierto las puertas para iniciar un nuevo futuro donde emerja una nueva humanidad dotada de mayores conocimientos y de mayores valores humanos. Podemos cerrar este tema de la siguiente manera. Es un claro hecho que se ha establecido los parámetros para iniciar una nueva visión que cambiará el mundo.

Mensaje del nuevo presidente electo Barack Obama donde expresa su gratitud hacia la Honorable Dinastía.

It’s our time‏
From: Barack Obama (info@barackobama.com)

Sent: Wednesday, June 04, 2008 2:20:57 AM
To: Jxxx Cxxx (megatrones@msn.com)

Jxxx —
I’m about to take the stage in St. Paul and announce that we have won the Democratic nomination for President of the United States.

It’s been a long journey, and we should all pause to thank Hillary Clinton, who made history in this campaign. Our party and our country are better off because of her.

I want to make sure you understand what’s ahead of us. Earlier tonight, John McCain outlined a vision of America that’s very different from ours — a vision that continues the disastrous policies of George W. Bush.

But this is our moment. This is our time. Our time to turn the page on the policies of the past and bring new energy and new ideas to the challenges we face. Our time to offer a new direction for the country we love.

It’s going to take hard work, but thanks to you and millions of other donors and volunteers, no one has ever been more prepared for such a challenge.
Thank you for everything you’ve done to get us here. Let’s keep making history.

Barack

Anuncios