Por El Agente Megatrón

Hace escasamente una semana vimos el deterioro de la economía mundial. Ese lunes histórico 15 de septiembre de 2008 una parte de la economía quebró y la siguiente víctima corporativa que se desplomaría habría de ser AIG [American International Group] otro gigante de la economía mundial. El Gobierno Federal actuó para evitar el desplome de otro gigante económico y aprobó una gran suma para estabilizar o más bien aliviar el deterioro económico y ha quedado ante la opinión pública como “salvador de la economía.” ¿Pero que de cierto hay en esa aseveración? Pasemos pues a descubrir lo que los medios públicos, prensa, radio, y televisión no le han presentado al público.

El miércoles 17 de septiembre de 2008 una prominente emisora radial de New Jersey presentó un panel de tres expertos [peritos] en economía y discutieron el panorama sobre los hechos del desplome económico ocurrido dos días antes, 15 de septiembre de 2008. Los tres panelistas eran anglosajones, estadounidenses. Algo interesante ocurrió en esa discusión pues los tres economistas concluyeron que la Casa Blanca recibió en diferentes ocasiones memos escritos notificando sobre la situación delicada de la economía. Estos avisos se notificaron en el primer trimestre del 2008, pero el presidente Bush y la Casa Blanca no atendieron la situación porque según los economistas la Casa Blanca separa la economía de mercado de la economía de Irak dando así una preferencia única al desembolso de la guerra en Irak. Después de que la Casa Blanca hiciera caso omiso sobre esta advertencia, posteriormente ésta recibió en otras ocasiones memos por parte del Congreso y fuentes del sector financiero sobre la urgencia de actual de inmediato. Nuevamente la Casa Blanca hizo caso omiso.

La intervención y reacción del Gobierno Federal tiene una profunda implicación que los medios no han cubierto. Los tres peritos economistas confirmaron lo que nosotros hemos planteado una y otra vez. Veamos. Estos tres economistas expresaron; “Wall Street no hizo nada que el gobierno no quisiera.” En otras palabras, Wall Street actuó conforme al planteamiento del Gobierno de aprobar hipotecas a un sinnúmero de familias cuyos sueldos no eran suficientes para pagar las mismas. Por eso es que recientemente miles de familias en EE.UU. perdieron sus propiedades al no poder pagar sus hipotecas. Si Wall Street actuó según los parámetros del Gobierno; ¿porqué entonces el Gobierno no actuó de inmediato cuando recibió memos anunciando que la economía se encontraba en alta crisis?

Este asunto lo esclarecen los tres peritos [expertos] en economía que en el programa radial del miércoles 17 de septiembre de 2008 le suplieron al pueblo estadounidense una realidad que los medios no han revelado hasta el momento. Otra de las preguntas hechas a los peritos fue el hecho de que el Gobierno actuó después de que la economía se desplomó y al día siguiente le otorgó a la firma AIG una gran suma colosal porque AIG sería el próximo gigante que se desplomaría llevando entonces así a la economía a una mayor quiebra. Lo que el público desconoce es que al Gobierno aprobar esa ayuda económica, éste ha obtenido el 80% de las acciones de AIG lo que lo convierte prácticamente en dueño de la misma hasta que AIG salde los préstamos.

Como es de suponer, la entrevistadora cuestionó a los expertos en economía lo siguiente. Si el Gobierno tiene la capacidad para intervenir y apropiarse de las acciones y convertirse en el mayor accionista, y con dicha acción fortalece su estructura; ¿porqué el Gobierno no lo hace más a menudo? Los economistas respondieron; “porque sería SOCIALISMO.” Desde hace más de 6 años, la Honorable Dinastía ha estado anunciando por medio de nuestros diferentes escritos que EE.UU. se ha convertido en una nación “socialista encubierta.” La razón por la que la Casa Blanca no intervino e hizo caso omiso sobre los avisos de que la economía podía quebrar si no se actuaba de inmediato es sencillamente porque eso era exactamente lo que ellos esperaban. Con la quiebra del 4to gigante económico el Gobierno intervino y se convirtió en dueño de la fortuna de uno de los 4 gigantes no solo de la economía estadounidense sino de la economía mundial.

Cuando el Gobierno se adueña de todas las estructuras de poder, dicha metodología se conoce como Socialismo, tal y como los expertos de la economía expresaron por la radio de New Jersey. El Acta Patriótica anuló los derechos de los ciudadanos y le dio poder absoluto al presidente Bush e incluso éste puede encarcelar a ciudadanos que crea sospechosos sin estos recibir juicio y no pueden apelar. Muchas personas que han sido encarceladas por el mandato del presidente Bush han salido a la libertad porque no son terroristas pero el presidente o el estado los encarceló a pesar de que muchos son ciudadanos estadounidenses. Cuando el Gobierno elimina los derechos de sus ciudadanos y los absorbe, dicha metodología sencillamente se conoce como Socialismo pero las personas no caen en cuenta de estas realidades pues continuamente son bombardeados por los medio de difusión que los hipnotiza en esa “realidad artificial” orquestada por el propio Gobierno. Con la toma de poder de uno de los gigantes primordiales de la economía mundial [AIG] el Gobierno se ha apoderado de las acciones mayoritarias convirtiéndose así en el mayor propietario de una de las ramas principales de la economía mundial. Es palpable que el Gobierno ha actuado como un ente “socialista encubierto.” Razón por la cual no actuó de inmediato cuando el Congreso y otros economistas le avisaron anticipadamente que la economía podía quebrar. El Gobierno intervino después de que Lehman Brothers se declaró en la quiebra apropiándose así del 80 % de las acciones de American International Group [AIG]. Creo que con esta data realista, muchos comprenderán los motivos por el que el Gobierno no actuó y esperó el desplome económico. En un escrito anterior expresé; “Aquí hay dos culpables secundarios y un culpable que es el protagonista de toda esta situación. Los dos culpables son el Gobierno y el segundo, los banqueros.” Por otro lado el gobernador de New Jersey expresó que “no vio venir la situación.” Las respuestas de los expertos económicos desmienten esa afirmación ya que la Casa Blanca recibió varios memos advirtiendo sobre el posible desplome de la economía.

Anuncios